El Pentágono reabre la puja por el programa de aviones cisterna adjudicado a EADS

  • La operación, con un valor potencial de más de 63.000 millones de euros, ha sido revisada ante las protestas de Boeing.

El Pentágono ha anunciado la reapertura del programa de aviones cisterna KC-X, que el pasado mes de marzo había adjudicado a un consorcio formado por el constructor aeronáutico europeo EADS y Northrop Grumman, que se habían impuesto frente al Boeing en una operación valorada en unos 40.000 millones de dólares (25.440 millones de euros).

Así, según informa este jueves la prensa local, la Fuerza Aerea estadounidense reabrirá la puja para la venta de 180 'tanqueros', después de las protestas de Boeing. El principal fabricante de aviones militares y civiles de Estados Unidos consideraba este programa como "una prioridad" y "una oportunidad" para dar a la Fuerza Aérea el "mejor" avión cisterna que cumpla sus requerimientos.

Boeing, que exigió explicaciones tras la publicación de la decisión el pasado mes de febrero, señaló además que su oferta parecía ser de menor coste total que la presentada por EADS y recordó que el modelo 767 gasta menor cantidad de combustible.

El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, explicó a la prensa que el contrato no será hecho público hasta que el Pentagono revise nuevamente las ofertas. Las compañías lucharon duramente por hacerse con el contrato que tendría un valor potencial de hasta 100.000 millones de dólares (63.604 millones de euros). "Hemos concluido que el contrato no se puede adjudicar en este momento", recalcó Gates.

Justo después del anuncio de la concesión a EADS, la Oficina de Contabilidad del Gobierno ya había mostrado su malestar y había exigido la reapertura de la puja.

El contrato, sólo en su primera fase, suponía proveer de 179 aviones a la Fuerza Aérea, que se ha visto afectada por la guerra en Irak y Afganistan, teniendo en cuenta además que algunos aviones son de la época de Eisenhower. Mientras el consorcio de EADS ofreció una variación del A380, Boeing propuso una modificación de su 767.

Boeing

Por su parte, el constructor aeronáutico estadounidense Boeing dio la bienvenida a la decisión anunciada por el secretario de Defensa estadounidense, sin embargo, señaló que sigue "preocupado por que la renovación del concurso pueda incluir cambios que alteren significativamente los criterios de selección anunciados en la solicitud original".

La compañía norteamericana señaló en un comunicado que tal y como registró la Oficina de Contabilidad del Gobierno en respuesta a su protesta, Boeing presentó la única propuesta que cumple en su totalidad los criterios obligatorios de la convocatoria original.

Boeing se comprometió a trabajar con el nuevo equipo "con interés", ya que se reabre el concurso, pero precisó que se "tomará un tiempo" para actualizar la solicitud del concurso y determinar "el camino correcto" para la compañía.

Aún así, la compañía recalcó que resulta "alentador" que el Departamento de Defensa "tenga intención de tomar los pasos adecuados para asegurar una competencia justa y abierta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios