Partidos y sindicatos critican a Aena por la "excesiva privatización" de servicios

  • El PSOE censura la inacción de Fomento hasta ahora, Colau pide otro modelo y el CSIF exige el cese del presidente del gestor

Partidos, sindicatos y también la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se mostraron ayer muy críticos con Aena, a quien culpan del origen del conflicto por externalizar servicios básicos buscando el beneficio.

Por parte del PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, criticó que el Gobierno y Aena se hayan mantenido mucho tiempo "ajenos" al conflicto laboral en el aeropuerto de Barcelona y añadió que la convocatoria del Comité de Crisis para tratar de resolverlo "llega tarde".

Ábalos recalcó que el conflicto afecta a un servicio público y que, con independencia de quien lo preste, el Gobierno y la empresa estatal tienen la responsabilidad de garantizar su prestación en última instancia. "Otra cosa es que decidieran hacerlo a través de una empresa privada, pero eso no les exime", subrayó el dirigente socialista, que, además, incidió en que el conflicto está relacionado con "algo tan importante como la seguridad". Criticó la "excesiva privatización" de este sector "tan fundamental" y recalcó que su prestación deberían detentarla los cuerpos especializados y con condiciones dignas.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reclamó "un cambio de modelo de gestión" y defendió "el uso legítimo" del derecho de huelga que están haciendo los trabajadores de seguridad. "Aena tuvo 1.100 millones de beneficio. Los recursos económicos están, pero están mal repartidos y quien paga los platos rotos son los trabajadores y la imagen de la ciudad", señaló la alcaldesa, que, igual que el PSOE, se mostró muy crítica con Fomento y Aena por el tipo de externalizaciones realizadas. Igualmente, resaltó que le gustaría participar en la gestión del aeropuerto, una vieja reivindicación tanto del consistorio barcelonés como de la Generalitat de Cataluña.En el lado sinical, CSIF pidió al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y al secretario de Estado de Infraestructuras y presidente de Enaire, Julio Gómez-Pomar, el cese "inmediato" del presidente de Aena, José Manuel Vargas, por su "desastrosa" gestión en la empresa. La entidad pública Enaire, dependiente de Fomento, es el principal accionista de Aena, con una participación del 51%.

Según el CSIF, Vargas "únicamente está preocupado por los resultados económicos" de Aena "y no por el servicio público que esta empresa debe dar a toda la sociedad española".

CCOO de Cataluña denunció por su lado que la decisión del Gobierno de enviar a la Guardia Civil y el planteamiento de un arbitraje obligatorio "atentan gravemente contra el derecho de huelga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios