ONO testará en Sevilla la acogida de su nuevo servicio de banda ancha móvil

  • La ciudad será la primera en poner en marcha el modelo comercial integral del producto

La operadora de cable ONO ha escogido Sevilla como la primera ciudad en la que desarrollará el modelo comercial integral de su banda ancha móvil. Al igual que Valladolid fue la seleccionada para el proyecto piloto de 100 megas y Santander para el de telefonía móvil (ONO io), ahora la capital hispalense será el escenario en el que se comercializará por primera vez el nuevo servicio a través de todos sus canales de venta, lo que permitirá testar el nivel de respuesta de los usuarios e introducir las mejoras necesarias.

Así, ONO venderá su banda ancha móvil en Sevilla "de forma proactiva", a través de tres vías: las fuerzas de venta directa -comerciales-, las tiendas y los distribuidores. "Sin embargo, en el resto de España sólo podrá contratarse por teléfono", indican desde de la operadora.

Con este proyecto piloto, la compañía testará el grado de respuesta de los usuarios ante la banda ancha móvil de ONO, recibirá información de las demandas de éstos, introducirá mejoras en los plazos de entrega de los dispositivos o ajustará la formación de los comerciales. Una vez probado el éxito de este modelo de ventas, los planes pasan por exportarlo al resto de zonas ONO de España en la segunda parte del verano.

La banda ancha móvil de ONO, que se ofrece a aquellos usuarios que contraten internet, permite a los clientes la navegación "allá donde estén", tras pagar 39 euros por el dispositivo de conexión -un aparato parecido a un lápiz de memoria, que incorpora una tarjeta SIM-.

ONO comercializa banda ancha móvil en dos modalidades. En su Plan diario, el cliente paga exclusivamente por lo que consume y ONO le regala los primeros 5 megas diarios de descarga. En la modalidad Tarifa plana 1 giga, el usuario paga una cuota mensual de 25 euros con la que puede descargarse hasta 1 giga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios