LA OCDE prevé una tasa de paro en España del 9,7% en 2008 y del 10,7% para 2009

  • Junto con Irlanda, será el país europeo donde más aumente el desempleo en 2008

La tasa de desempleo en España será del 9,7% en 2008 y llegará al 10,7% en 2009, según el informe sobre perspectivas de empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dado a conocer hoy en París.

El organismo internacional confirma así la previsión presentada el pasado 4 de junio sobre el nivel de paro en España, que se sitúa por encima de la media de la OCDE, zona en la que el desempleo será del 5,7% este año y del 6% en 2009. Junto con Irlanda será el país europeo donde más crezca el desempleo en 2008. El informe pone de relieve que el crecimiento del empleo en la zona de la OCDE se ha desacelerado pasando al 1,5% en 2007 cuando un año antes había sido del 1,7%, aunque sigue siendo un poco superior a la progresión de la oferta de mano de obra en la mayoría de los países de la zona.

El ritmo de crecimiento ha perdido vigor en Estados Unidos por el efecto de la ralentización de la actividad económica, mientras que en más de la mitad de los países europeos fue más intenso que en 2006, como en Alemania, Austria, Francia o Polonia, que han registrado en 2007 una aceleración en el nivel de creación de empleo de al menos un punto porcentual. Por el contrario, se ha ralentizado al menos en la misma proporción en Grecia, Eslovaquia y España, donde después de haber experimentado un crecimiento del nivel de empleo del 4,1% en 2006 y del 3,1% en 2007, la previsión para este año es que crezca sólo un 0,7% y un 0,3% en 2009.

Paralelamente, descenderá la tasa de población activa en España, que, según la OCDE, pasará del 2,3% al 1,5%. Para el conjunto de la OCDE el porcentaje de crecimiento de empleo esperado para 2008 es del 0,7% y del 0,5% para el año que viene. Mientras, el comportamiento relativamente vigoroso del mercado de trabajo en Europa continuará reduciendo el aumento del paro en los países europeos respecto a la media de la OCDE y será en Irlanda y España donde más aumentará en 2008, mientras se reducirá en Eslovaquia, República checa y Polonia.

Por sectores de población, el informe destaca que una parte nada desdeñable de los jóvenes que trabajan tienen un empleo temporal cinco años después de haber terminado su formación, lo que lleva a pensar que son los jóvenes los que más "caen en la trampa" del trabajo temporal. Según los datos de 2006 recogidos en la Encuesta comunitaria sobre fuerza de trabajo, los jóvenes que salen de manera prematura del sistema educativo son los que suelen terminar con un contrato temporal. De hecho, en Alemania, Polonia, Portugal, Eslovaquia o Suecia, más del 40% de los jóvenes que no tienen una formación cualificada tienen un trabajo temporal, porcentaje que supera el 50% en España, país que no ha aportado datos a la Encuesta.

Por lo que se refiere a la tasa de actividad femenina, la OCDE destaca los avances, a pesar de que el ritmo de convergencia es muy distinto de un país a otro. En el caso de España la diferencia en el nivel de empleo entre hombres y mujeres se ha reducido en 1,5 puntos o más anualmente durante los últimos diez años, mientras que en países como Estados Unidos o Finlandia no han experimentado ninguna modificación durante este mismo periodo.

Discriminación

El informe de la OCDE recoge también la situación de las legislaciones y las prácticas laborales para evitar la discriminación por razones de sexo o pertenencia étnica, ámbito en el que el organismo considera que la mayoría de los países miembros deberían adoptar medidas para mejorar la situación. "Ello debería afectar a algunos países como Dinamarca, España, Finlandia, Grecia, México, Polonia, Portugal y República Checa donde o bien el marco institucional de la legislación es relativamente complejo y las competencias dependen de varias instancias o no está todavía operativo, como es el caso de España y República Checa", destaca la OCDE.

No obstante, el organismo resalta que España ha adoptado al respecto una medida interesante, como es que el empleador no pague las cotizaciones a la Seguridad Social cuando contrata a un parado de manera temporal para sustituir un permiso por maternidad o adopción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios