Nuevo alud de ayudas públicas

  • El Gobierno anuncia un paquete masivo de créditos para acudir al rescate de las pymes y facilitar el acceso a la vivienda mientras la UE avala una inyección de 200.000 millones en estímulos fiscales

Los días pasan, la crisis se encona y los gobiernos se aferran a la premisa del gasto público para inyectar liquidez al sistema y devolver la confianza al consumidor. En este contexto, rara es la jornada sin novedades. Si antes fueron las subastas de crédito a los bancos o los 8.000 millones para que los ayuntamientos emprendan con carácter urgente determinadas actuaciones, ayer se multiplicaron los frentes de ataque. El Gobierno presentó su nuevo Plan de Vivienda, que nace con una inversión de 10.188 millones, el 49% más que el anterior y movilizará 34.000 millones para préstamos, según la ministra del ramo, Beatriz Corredor.

El plan, acotado al horizonte 2009-1012, buscará permitir el acceso a los ciudadanos a viviendas en compra y, especialmente, en alquiler, promover la urbanización de suelo para viviendas protegidas (VPO) y mejorar el actual parque de inmuebles. Además, amplía el ámbito de las ayudas para atender a las familias de rentas medias, de forma que se extiende la Ayuda Estatal Directa a la Entrada de 4.000 euros a los hogares con ingresos de hasta 31.449 euros anuales (4,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

El alquiler es una de las líneas estratégicas del plan: hasta el 40% de las nuevas VPO podrán ser arrendadas (unos 100.000 inmuebles), a las que habrá que sumar otras 70.000 tras su rehabilitación. Nace la figura del alquiler con opción de compra mediante la que se podrán arrendar las viviendas durante 10 años, tras los que el inquilino podrá comprarla con un descuento del 30% de los pagos por el alquiler. Como novedad, el plan también prevé la rehabilitación de viviendas con las ayudas Renove para la mejora de la eficiencia energética y la accesibilidad.

El Ejecutivo decidió asimismo incrementar el límite de endeudamiento del Instituto de Crédito Oficial (ICO) desde los 12.500 millones previstos en los Presupuestos para 2009 hasta los 27.500. Entre ellas se encuentran los 5.000 millones de la nueva línea de mediación para atender las necesidades de capital circulante de las pymes.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, destacó que la puesta en marcha de esta línea, que se completará con otros 5.000 millones aportados por los bancos, está dirigida a pymes solventes y viables pero que se están viendo sometidas a una situación transitoria de restricción de crédito por la sequía de los mercados financieros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios