Multa récord de 21 millones a REE y Endesa por el apagón de Barcelona

  • La Generalitat sanciona con 11 millones a Red Eléctrica y 10 a Endesa por el corte que afectó a 323.000 abonados en 2007 · La Junta ya impuso una penalización de 1,5 millones por un caso similar en Sevilla en 2004

Comentarios 2

La Generalitat de Cataluña ha establecido un récord en la historia de las sanciones a las compañías eléctricas españolas por cortes en el suministro. El Gobierno autonómico comunicó ayer que ha decido imponer una macromulta de 21 millones de euros a Red Eléctrica de España y a Fecsa-Endesa por el gran apagón que afectó a 323.000 abonados de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana en julio de 2007.

El Ejecutivo que preside José Montilla considera que Fecsa-Endesa, como responsable de la red de distribución de la electricidad en baja tensión a los abonados, y REE, como encargada de la red de transporte de la electricidad en alta tensión, han cometido "una infracción administrativa muy grave" por la falta de mantenimiento de sus instalaciones.

Esta voluminosa sanción contrasta con la que impuso la Junta de Andalucía a Endesa por los apagones registrados en Sevilla a finales de junio de 2004, que afectaron a un número similar de abonados, 305.000, aunque con una duración máxima menor que en Barcelona: 14 horas frente a 56 (dos días y medio) en Barcelona. El Gobierno andaluz impuso en septiembre de 2005 una sanción de sólo 1,5 millones.

La legislación catalana prevé sanciones de hasta 30 millones de euros por este tipo de infracciones, que están tipificadas como muy graves, y contempla un plazo de quince días para que los sancionados recurran. Endesa confirmó que lo hará, mientras que REE no descarta ninguna opción a la espera de recibir la notificación de forma oficial.

Tras el macroapagón, Endesa y REE se culparon mutuamente de ser el responsable del mismo, producido por la caída de un cable sobre una subestación que provocó, a su vez, un fallo escalonado en otras cinco subestaciones. Barcelona y otros municipios como Cornellà, L'Hospitalet de Llobregat o Esplugues se vieron afectadas, así como las líneas de metro y de ferrocarril. La propuesta de sanción de la Generalitat es así salomónica, ya que reparte la multa entre ambas compañías aunque REE se lleve la mayor parte.

Paradójicamente, esta última compañía anunció ayer por la mañana que las obras de reconstrucción de la estación de Maragall, la más afectada por el apagón ya que se incendió, han terminado.

Por su parte, Fecsa-Endesa recordó ayer que, después del incidente indemnizó a 80.000 abonados particulares con cantidades entre 60 y 300 euros que alcanzaron un importe total de 10 millones de euros. Si se confirma la multa, habrá desembolsado 20 millones por el apagón que sembró el caos en la capital catalana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios