Martinsa pide aplazar el pago de la deuda hasta 2017

  • Logra el respaldo de La Caixa y Caja Madrid a su propuesta de convenio de acreedores

El gigante inmobiliario Martinsa-Fadesa, que hace unos meses protagonizó la mayor suspensión de pagos en la historia de España, ha ofrecido a sus acreedores un plan para devolverles en su integridad los 7.000 millones de euros que les adeuda. Los pagos se extenderían entre 2010 y 2017 de acuerdo con la propuesta de la compañía que preside Fernando Martín, y ya cuenta con el visto bueno de dos de los principales acreedores, Caja Madrid (a quien adeuda 983 millones) y La Caixa (684).

Con la adhesión inicial de Cajamadrid y La Caixa, la inmobiliaria que preside Fernando Martín confía en que la propuesta de convenio reciba "en los próximos meses la adhesión de otras entidades, fundamentalmente cajas de ahorros". El objetivo final es llegar a la junta de acreedores con la adhesión equivalente a más del 50% de la deuda, la requerida para que la propuesta salga adelante y evitar así la liquidación. Las cajas catalana y madrileña suman casi el 24%.

Otros deudores son Caixa Catalunya (300 millones), Banco Popular (400) o la malagueña Unicaja (100 millones).

Según el informe presentado por los administradores concursales, Martinsa tiene activos valorados en un total de 7.404 millones de euros, frente a una deuda de unos 7.005,44 millones de euros. Este importe de deuda se reduce a unos 6.000 millones en caso de descontar préstamos a empresas filiales y el crédito contingente (aquél que sólo es exigible en determinadas circunstancias).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios