El fraude de Madoff provoca pérdidas de 2.330 millones a clientes del Santander

  • El banco concreta que 2.010 millones son de inversores institucionales y de banca privada internacional, y que los 320 restantes son de clientes españoles · BNP advierte que su agujero puede llegar a 350 millones

Comentarios 2

Apenas 48 horas después de que se conociera el fraude multimillonario provocado por el gestor de fondos estadounidense Bernard L. Madoff, el Santander salió ayer al paso de las informaciones que apuntaban que podría ser una de las principales víctimas del escándalo en España. La entidad reconoció que la exposición de sus clientes a los productos de aquel broker es de 2.330 millones de euros.

El grupo admitió que, a través del fondo de inversión alternativa Optimal Strategic, gestiona fondos de clientes por un importe de 2.330 millones de euros que están ligados a productos de la firma estadounidense Bernard L. Madoff Investment Securities.

De esta cifra, 2.010 millones corresponden a inversores institucionales y clientes de banca privada internacional, mientras que los 320 millones restantes forman parte de las carteras de inversión de clientes de banca privada del grupo en España. Así, en nuestro país, habría cerca de 1.000 afectados por la estafa piramidal del ex presidente del Nasdaq, responsable de un fraude de alrededor de 37.400 millones de euros (50.000 millones de dólares). Todos serían inversores cualificados de alta renta.

Además, el Grupo Santander señaló que tiene una exposición propia de 17 millones a través de otro fondo de inversión.

Ante la presunta estafa, el grupo anunció que ejercitará las acciones legales que procedan en defensa de los intereses de los accionistas de su fondo Optimal Strategic, cuyas inversiones eran ejecutadas por Madoff Securities. Asimismo, quiso dejar claro que ésta es una entidad autorizada, registrada y supervisada por la comisión del mercado de valores estadounidense (SEC), por lo que el proceder de Optimal ha sido "impecable" en todo momento.

Fuentes del Santander descartaron eventuales compensaciones a los clientes afectados, dado que lo que investiga la Fiscalía de EEUU es un posible delito, ante el que el banco "no tiene que responder".

En este sentido, las fuentes subrayaron las diferencias entre este caso y el de Lehman Brothers, cuya quiebra afectó a clientes de Banif, filial de banca privada de Santander, a los que se ofreció canjear su participación en el fondo expuesto a la entidad estadounidense por bonos de la británica Abbey.

Pero el Santander no ha sido la única víctima de Madoff en España. M&B Capital Advisers también reconoció ayer tener exposición al fraude a través de sus fondos de inversión. Así, la sociedad de valores de Javier Botín (hijo de Emilio Botín) y Emilio Morenés (marido de Ana Patricia Botín) tendría clientes expuestos por valor de 37,4 millones de euros. Además, otros 100 inversores institucionales españoles habrían invertido en estos fondos, aunque no a través de la sociedad de valores de la familia Botín.

Pero éstas dos no fueron las únicas entidades europeas que ayer admitieron estar afectadas por el fraude. El mayor banco francés, el BNP Paribas, anunció que podría llegar a perder 350 millones de euros por culpa de la estafa. En un comunicado, insistió en que no había invertido directamente en productos de Madoff, pero que está expuesto por sus "actividades de mercados" y por los préstamos que ha concedido a otros fondos que sí habían invertido en esa firma. "Si el valor de Madoff quedara reducido a cero, la pérdida de BNP Paribas podría elevarse a 350 millones de euros", sentenciaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios