La Junta priorizará renovables que no reciban subvenciones

  • El Gobierno andaluz descarta por ahora llevar al Constitucional la reforma energética

La Junta de Andalucía prepara un cambio de rumbo en su política energética ante el parón en el desarrollo de las renovables por las restricciones presupuestarias del Gobierno central, y la incertidumbre sobre el abono de las primas a las instalaciones ya operativas en los próximos años. El Ejecutivo regional dará prioridad a partir de ahora a instalaciones que no cobren primas, sino que vayan a competir directamente al régimen ordinario con tecnologías asentadas como la nuclear o la térmica.

El consejero de Economía, Antonio Ávila, explicó que las instalaciones deberán ir acompañados necesariamente de un "plan industrial" para recibir la declaración de Proyectos Estratégicos por parte del Gobierno andaluz, lo que les permitirá reducir los plazos burocráticos "a la mitad con una tramitación preferente y urgente".

La medida fue anunciada tras una reunión con Mariano Barroso, presidente de la patronal renovable Aprean, que había reclamado en varias ocasiones un apoyo claro de la Junta contra la reforma energética. Barroso, que expresó su satisfacción por el encuentro, aseguró que ya hay plantas que pueden ser competitivas sin ayudas. "Pero eso se debe a la madurez que se ha alcanzado con las primas", señaló.

La Junta descarta por ahora presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra las reformas del Gobierno, aunque es una vía que se plantea en el futuro "si los servicios jurídicos ven que hay base suficiente"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios