Iberia y Sepla siguen sin reunirse mientras cancelaciones y retrasos afectan a 4 de cada 10 vuelos

  • La asociación de compañías aéreas insta a compañía y pilotos a cerrar un acuerdo para evitar perjuicios al conjunto del sector.

Mientras la dirección de Iberia y el sindicato Sepla siguen sin poner fecha a una reunión para tratar de desbloquear el conflicto sobre la suficiencia de la plantilla de pilotos para dar servicio a la oferta de vuelos de la compañía, este martes se cancelaban otros diez vuelos mientras los retrasos afectaron al 40 por ciento de los vuelos. Ante esta situación, la asociación de compañías aéreas ha instado a compañía y pilotos a cerrar un acuerdo para evitar perjuicios al conjunto del sector.

Las diez cancelaciones se han producido en el aeropuerto de Madrid-Barajas. En concreto, los vuelos anulados corresponden a cuatro vuelos, ida y vuelta, con origen en el aeropuerto madrileño y con destino a Granada, Bilbao, Jerez y Valencia, y a un vuelo internacional de la ruta Madrid-Ginebra. Desde la compañía se apunta que los retrasos alcanzaron al 40 por ciento de las operaciones y podrían acentuarse hasta llegar a afectar al 60% de la red de la aerolínea.

Iberia ha optado por alquilar aviones para minimizar los efectos de la supuesta huelga de celo que estarían realizando los pilotos de la aerolínea. Fuentes de la compañía destacaron que, en total, se ha recurrido al alquiler de 100 aviones durante las últimas semanas. La aerolínea ha reiterado en varias ocasiones que las alteraciones se deben supuestamente a una huelga de celo puesta en marcha por el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) coincidiendo con la ruptura de las negociaciones para la renovación del convenio colectivo con los pilotos.

Mientras, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) acusa a la compañía de no contar con el personal suficiente, especialmente de cara a la época navideña. Iberia desmintió la necesidad de contratar más pilotos, tal y como exigen desde el sindicato, teniendo en cuenta que en la actualidad dispone de 13 pilotos por avión, frente a once en 2006.

Iberia acumula desde el pasado 4 de diciembre unas 400 cancelaciones y más de 3.000 retrasos, pese a los 100 aviones alquilados por la aerolínea. Una situación que se ha mantenido prácticamente desde entonces, salvo en las jornadas de Nochebuena y Navidad, donde coincidiendo con las fiestas navideñas, la oferta de vuelos es menor y, por tanto, se produjeron menos incidencias frente a las alteraciones de las últimas semanas.

Iberia ha solicitado ante la Audiencia Nacional las actas de las asambleas del Sepla que tuvieron lugar los pasados 4 y 12 de diciembre, y en concreto, los apartados relativos a 'Medidas a tomar', para demostrar que los pilotos de la aerolínea están realizando una huelga de celo. Teniendo en cuenta la coincidencia de las fiestas navideñas, es posible que la aceptación a trámite del escrito se prolongue durante los próximos días, aunque podría ser realizada por el correspondiente juez de guardia.

Por otro lado, la dirección de Iberia está a la espera de fijar una nueva fecha para retomar la negociación del convenio con el Sepla, después de que los jefes sindicales no se presentaran a la reunión del pasado 23 de diciembre por tener que volar.

Ante la falta de salida inmediata a este conflicto, el presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, instó a Iberia y al Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) a cerrar "cuanto antes" un acuerdo. Navío recordó que todos "están deseando que la situación se arregle cuanto antes" para que el impacto en el sector aéreo sea "el menor posible". Así, el presidente de AECA señaló que el transporte aéreo es "una cadena", por lo que cuando se produce un retraso éste puede producir un impacto en el resto de vuelos de conexión. 

Navío recordó la dificultad de demostrar una huelga de celo, tal y como denuncia la dirección de Iberia, y recordó que el comandante es siempre el "responsable" de la seguridad y quién decide si los aviones están en condiciones de volar o no. "En la práctica totalidad del transporte aéreo español está garantizada la seguridad ya que el transporte aéreo es el medio de transporte más seguro, y los demás son procesos que tienen que ver con las negociaciones colectivas", recalcó el presidente de la AECA.

En cuanto a las indemnizaciones, Navío recordó que las aerolíneas españolas se ajustan a la normativa europea vigente y de cara a los clientes son las responsables de los retrasos. No obstante, las compañías también tienen potestad para solicitar daños y perjuicios en el caso de que haya responsables de dichos retrasos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios