El Gobierno elevará un 3,5% el salario mínimo, de 600 a 621 euros

  • Los sindicatos consideran la subida insuficiente y la tachan de "raquítica y ridícula".

Comentarios 4

El Gobierno aumentará en 21 euros el salario mínimo en 2009. El Salario Mínimo Interprofesional subirá el próximo año un 3,5%, desde los 600 hasta los 621 euros mensuales, según ha comunicado el Gobierno a la patronal CEOE y a los sindicatos CCOO y UGT. El Ejecutivo ha decidido así buscar el equilibrio entre lo que pedían las centrales, con un incremento del 8%, y el 2% que, como máximo, le reclamaba la patronal. Este incremento es 2,5 puntos superior a la inflación del 1% prevista por el Gobierno para mediados del próximo año. Los sindicatos consideran la subida insuficiente y la tachan de "raquítica y ridícula".   

El salario mínimo interprofesional (SMI) subirá el próximo año un 3,5%, hasta alcanzar los 621 euros mensuales, de manera que sus perceptores cobrarán a partir del próximo año 21 euros más al mes de lo que recibían hasta ahora (600). El aumento propuesto por el Ejecutivo, que se aprobará previsiblemente en la reunión del Consejo de Ministros del próximo viernes, se aleja, por tanto, del incremento anual del 8% que debe aplicarse cada uno de estos cuatros años para que el SMI se sitúe al final de la legislatura en 800 euros mensuales, tal y como se comprometió el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la campaña electoral.

No obstante, tanto el vicepresidente económico, Pedro Solbes, como el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, habían reiterado en numerosas ocasiones que, dada la situación de crisis económica y la petición de la patronal de no incrementar en exceso el SMI, las subidas anuales para llegar al objetivo de 800 euros no serían lineales, sino que el menor incremento del próximo año se podría compensar con mayores aumentos en los años siguientes.

En la pasada legislatura, el salario mínimo se incrementó en 139,5 euros mensuales, desde los 460,5 euros al mes que se cobraban en 2004, hasta 600 euros en 2008, es decir, un 30,3% más. En concreto, el SMI subió un 8,6% en 2004 y un 4,5% en 2005, mientras que en 2006, 2007 y 2008 se incrementó todos los años por encima del 5%.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, asegura que esta subida del 3,5% se trata de una medida "insuficiente", ya que queda "muy lejos" del incremento anual del 8% que solicitaban las centrales sindicales para que pudiera cumplirse el compromiso del Gobierno de elevar el SMI 200 euros mensuales en esta legislatura.

En su opinión, esta subida supone un "incumplimiento" del compromiso del Gobierno dentro del diálogo social y la paralización de la convergencia del SMI español con el 60% del salario medio de la UE. "Paralizar este año el aumento del 8% va a generar después dificultades para cumplir con el objetivo de llegar a 800 euros al final de la legislatura", subrayó. 

El sindicato tampoco comparte la decisión de aumentar el 2% el Indicador Público de Rentas Múltiples (Iprem), cuando ambos sindicatos habían solicitado un aumento del 2,4%, correspondiente a la evolución de la inflación de noviembre.

Para el secretario saliente de Acción Sindical de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, la subida propuesta es "raquítica y ridícula" y "deja mal" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha asumido el compromiso de llevar esta renta mínima hasta los 800 euros a final de legislatura. 

Toxo, en declaraciones a los periodistas durante un receso del IX Congreso Confederal que celebra el sindicato, señaló que, para que el SMI suba hasta los 800 euros mensuales comprometidos por el Ejecutivo, debería incrementarse en un 8% cada año del periodo 2009-2012. 

Toxo dijo que su sindicato no comparte esta subida ni tampoco que el Ejecutivo se plantee reservar hasta el final "el grueso del incremento" que correspondería para llegar a los 800 euros, teniendo en cuenta que los perceptores del SMI suponen sólo el 0,7% de la población asalariada en España y que la economía española necesita que aumente el consumo. "No nos parece que el mensaje de esta subida se corresponda con el compromiso del presidente del Gobierno ni con las necesidades que tienen sus perceptores ni con el impulso al consumo que necesita la actividad económica", insistió Toxo. 

El secretario saliente de Acción Sindical de CCOO recordó además que el SMI es la referencia de las bases mínimas de cotización que entran en el sistema de la Seguridad Social y que, por ello, debería seguir aumentando para se incrementaran también los ingresos del sistema. 

Por todo ello, subrayó que CCOO expresará su rechazo formal a esta propuesta y continuará exigiendo el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno. "El comportamiento del sindicato en otros escenarios no puede ser de confianza cuando el Gobierno se echa atrás en los plazos", puntualizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios