El Gobierno designará a un árbitro para El Prat ante el desacuerdo de las partes

  • Empresa y trabajadores de Eulen no pactan ningún mediador por la negativa del comité a presentar una propuesta

  • Fomento debe anunciar uno ahora en un plazo de 24 horas

Representantes de Eulen y de sus trabajadores, reunidos ayer en un hotel de Barcelona. Representantes de Eulen y de sus trabajadores, reunidos ayer en un hotel de Barcelona.

Representantes de Eulen y de sus trabajadores, reunidos ayer en un hotel de Barcelona. / quique garcía / efe

La reunión de ayer entre la dirección y el comité de Eulen para acordar un árbitro que medie en el conflicto de El aeropuerto de el Prat acabó ayer sin acuerdo, por lo que será el Gobierno quien designe el mediador que se encargará de redactar el laudo obligatorio que ponga fin a la huelga.

En la reunión, que duró poco más de una hora, el comité de huelga rechazó proponer el nombre de ningún mediador para redactar el laudo, al considerar que dicha medida es "ilegal".

El comité plantea retomar la negociación como vía para resolver el conflicto laboral

La empresa, que estaba dispuesta a negociar con el comité el nombre del árbitro, lamentó la actitud de los representantes de los trabajadores y aseguró que se someterá a la decisión que adopte ahora sobre este asunto el Ministerio de Fomento.

El Gobierno notificó a las 11.00 horas de ayer a los dos partes el laudo de obligado cumplimiento para solucionar la huelga indefinida en Eulen Seguridad en El Prat, por lo que las partes disponían de un plazo de 24 horas para designar un árbitro.

Ante el desacuerdo de empresa y trabajadores será Fomento quien asigne una persona en las 24 horas siguientes, y que someterá con carácter previo a las partes, para que formulen cuantas alegaciones estimen oportunas.

El árbitro dictará su decisión, que habrá de resolver en equidad cuantas cuestiones se hayan suscitado en el planteamiento y desarrollo de la huelga, previa audiencia de las partes, en el plazo de diez días a contar desde la fecha de su designación.

En la reunión, el comité rehusó proponer el nombre de un árbitro, pero planteó la posibilidad de reabrir la negociación para intentar desencallar el conflicto, después de que el pasado domingo la plantilla rechazara la propuesta de la mediación del departamento de Trabajo, que preveía una subida salarial de 200 euros mensuales en doce pagas.

El asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, afirmó que la empresa responderá hoy a esta propuesta.

Eulen explicó, por su lado, en un comunicado que había barajado varios nombres "que reunían las condiciones requeridas para realizar la función de árbitro", pero que ante la negativa a negociar del comité no puso ninguno sobre la mesa.

Mientras, parece que la amenaza de que el conflicto de los vigilantes de El Prat se extendiera a otros aeropuertos se disipa, al menos de momento. El responsable de Seguridad de UGT Valencia, Saturnino Martínez, informó ayer de que la convocatoria de huelga en los aeropuertos de Manises y Alicante se ha paralizado porque han concedido un "voto de confianza" al Gobierno, que anunció ayer una mesa de negociación sobre la situación laboral de la seguridad privada aeroportuaria

El anuncio se produce después de varios días de tensiones entre Gobierno y sindicatos, que amenazaron con convocar una huelga de servicios en los aeropuertos si el ejecutivo aprobaba nombrar un mediador para el conflicto del aeropuerto de El Prat.

Como explicó Saturnino Martínez, el conflicto ha cambiado debido al "giro sustancial" que ha supuesto una "mesa de diálogo social", con la que se espera "que el Gobierno saque un modelo de contratación de estos servicios que respete el convenio estatal".

Martínez advirtió que en caso de esta mesa se haya anunciado sólo para aplacar los ánimos, las reivindicaciones "se retomarán de una manera más agresiva".

UGT también ha suspendido hasta el 20 de septiembre la huelga de los trabajadores de seguridad del aeropuerto de La Coruña que iba a iniciarse este próximo domingo, tras un acuerdo parcial con Eulen Seguridad. La concesionaria del servicio de seguridad ha aceptado abonar a los trabajadores las dietas a partir de las nueve horas cuando exista un retraso, y también ha acordado establecer un calendario para 2018 en el que no coincidan las horas de trabajo con las de formación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios