Fernández Ordóñez reclama más peso para España en el FMI y el BM

  • El gobernador del Banco de España dice que la cuota del país en ambas instituciones "no está alineada con su importancia en el contexto mundial"

Comentarios 1

El Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirmó este lunes que la cuota de España en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Banco Mundial, instituciones llamadas a liderar la salida de la crisis internacional, "no está alineada con la importancia de la economía española en el contexto mundial".

Durante su intervención en la jornada 'España en el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial: Cincuenta años de relación', organizada por el Ministerio de Economía y Hacienda y el Banco de España, Fernández Ordóñez consideró que éste es un elemento de "frustración" y "descontento".

Con todo, el gobernador del Banco de España añadió que es justo reconocer que ese "desalineamiento" ha sido "parcialmente corregido" en la última reforma de cuotas aprobada este mismo año en el FMI. "Confiamos en que seguirá corrigiéndose en el futuro", apostilló.

En cualquier caso, Fernández Ordóñez señaló que, después de 50 años, "España ha consolidado una importante presencia y una participación activa en el impulso de las políticas del FMI y el Banco Mundial".

En este punto, el gobernador del banco emisor indicó que ambas instituciones financieras están llamados a jugar un "papel central" en el futuro del sistema financiero internacional. En este sentido, apuntó que tanto una como otra deben salir reforzadas de la reforma que se viene discutiendo desde la última cumbre del G-20.

"El FMI y el Banco tendrán que revisar sus políticas y su propia gobernabilidad interna", afirmó para añadir a continuación que, como quedó patente en la misma cumbre de Washington, el Fondo de asumir, junto con el Fondo de Estabilidad Financiera, la responsabilidad inicial de recomendar medidas adecuadas para restablecer la confianza y la estabilidad del sistema financiero global y para suavizar los efectos de la crisis sobre la economía real.

Además, Fernández Ordóñez apostó por que ambas instituciones deben garantizar que las economías emergentes y los países en desarrollo en dificultades tengan acceso a los recursos financieros que precisan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios