El FMI se siente defraudado por la aplicación de los acuerdos de la cumbre del G20

  • Strauss-Kahn advierte de la insuficiencia de los planes de reactivación económica que han presentado los gobiernos

El director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, está defraudado por cómo se están aplicando en la práctica los acuerdos para hacer frente a la crisis que salieron de la cumbre del G20 celebrada en Washington en noviembre.

En un artículo publicado por Les Echos sobre la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países del G20 el 15 de noviembre, Strauss-Kahn subraya que "un único problema, pero de peso, es que la puesta en práctica desde que se celebró como mínimo deja que desear".

"Y es por tanto ahí donde se juega tanto la salida de la crisis como el futuro de la gestión mundial", añade el "número uno" del FMI, que estas últimas semanas no ha dejado de advertir sobre la insuficiencia de los planes de reactivación económica que han presentado los gobiernos.

Strauss-Kahn estima que en Washington todos los participantes tenían "conciencia de la gravedad de la situación" y fueron favorables a "un relanzamiento presupuestario poderoso y a una profunda reforma de la regulación financiera".

En ese sentido se felicita de que el texto del compromiso final elaborado en esa cumbre tenía "más decisiones que todos los comunicados emitidos desde el comienzo de la crisis", aunque a continuación muestre su desaliento porque no se hayan concretado en hechos.

El director ejecutivo recuerda que de entrada el G20 podía plantear problemas como instancia para abordar la crisis económica, ya que si por una parte el número de miembros es excesivo para que pueda haber intercambios directos y espontáneos, también sufre de una falta de "legitimidad", ya que en ella no está representada un 40% de la población mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios