España estrena el año en recesión

  • Gobierno y Banco de España coinciden en que el último trimestre de 2008 ha acabado con otra caída del PIB, tras la registrada en el anterior · La entidad pronostica un descenso de la inversión empresarial

Comentarios 13

La primera recesión en España en los últimos 15 años ya está aquí, mostrando su agria cara al 2009 que empieza mañana. El Gobierno y el Banco de España coincidieron ayer en admitir que la economía entrará en recesión en el último trimestre del año ante la "intensificación" y la "acentuación" del deterioro de la actividad económica. Sin embargo, ni el Ejecutivo ni la entidad pronunciaron la palabra recesión.

España se sumaría así al conjunto de la Eurozona, que ya atraviesa por esta situación por primer vez desde el nacimiento del euro en 1999, y a Alemania e Italia. Francia confirmó el lunes que se ha salvado in extremis al crecer un 0,1% en el tercer trimestre, tras haber retrocedido un 0,3% en el anterior. Dos trimestres consecutuivos con descensos del PIB suponen, técnicamente, que una economía ha entrado en recesión.

El organismo supervisor de la banca fue quien primero lo dejó caer en el boletín económico mensual correspondiente a diciembre. En él advierte que la economía española continuó deteriorándose entre octubre y diciembre, después de la "muy acusada desaceleración" que experimentó el PIB en el tercer trimestre, con un descenso intertrimestral del 0,2%. Unas horas después, el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, coincidió en que los últimos indicadores sobre la evolución de la economía española reflejan el "sentimiento que todos tenemos" de que el cuarto trimestre "pueda ser de crecimiento negativo", y "de ser así, la conclusión es obvia", dijo, evitando así pronunciar la palabra maldita.

El Ministerio de Economía ya dejó entrever en su último informe, el pasado día 26, una nueva caída del PIB en el último trimestre. No obstante, la confirmación tendrá que llegar el próximo mes de febrero cuando el INE publique el dato oficial de crecimiento y ratifique o no la recesión.

Las causas que explican este deterior económico son las mismas que vienen repitiéndose desde el verano. Debilitamiento del mercado de trabajo en los últimos meses, "especialmente" en la construcción"; "empeoramiento" de la actividad del sector industrial, y "pérdida de dinamismo" de los servicios de mercado, según el organismo supervisor de la banca.

A ello suma el "debilitamiento" de la demanda, tal como muestran los indicadores de consumo del mes de noviembre, que reflejan una caída del 9,6% de las ventas al por menor, a precios constantes, y un descenso del 49,6 por ciento en las matriculaciones de automóviles en noviembre. Éste es el mismo porcentaje que en diciembre, lo que ha convertido a 2008 sea el peor año en la historia de la venta de coches en España, tras caer un 28%.

El citado informe de Economía incluía, además, como factores que agravan la crisis, el deterioro de la confianza de los agentes económicos y el endurecimiento de las condiciones de financiación. En este sentido, el Banco de España augura que el retroceso en la inversión en bienes de equipo por parte de las empresas va a seguir disminuyendo por ese endurecimiento. De hecho, el alza interanual de los créditos concedidos a familias y empresas en octubre fue del 7,6%, frente al 15,4% del mismo mes de 2007, según la entidad supervisora.

-0,2%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios