El Ejecutivo da luz verde a la conversión de pisos libres sin comprador en VPO

  • Además, se aprueba agilizar los procesos por desahucio e impagos de renta para incentivar que haya más viviendas en alquiler.

Comentarios 2

El Gobierno invertirá más de 10.000 millones de euros en el nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, que entre sus medidas incluye la posibilidad de convertir en Viviendas de Protección Oficial (VPO) un total de 600.000 pisos de promoción privada que no tienen comprador por el colapso en las ventas del último año. El Ejecutivo pondrá en marcha préstamos por valor de 34.000 millones de euros, de los que se beneficiarán un millón de familias, con umbrales de renta superiores a los contemplados hasta ahora, según los cálculos del Gobierno. Por otro lado, el Consejo de Ministros aprobó la modificación de tres leyes con el fin de contribuir al impulso del mercado del alquiler, entre cuyas medidas destaca la agilización de los procesos por desahucio y por impago de rentas.

El próximo año entrará en vigor un nuevo Plan Estatal de Vivienda que dispondrá de un total de 600.000 viviendas nuevas sin comprador que se encuentran en 'stock', y que pasarán a convertirse en VPO. En total, se podrán beneficiar un millón de familias, según los cálculos del Gobierno. Durante todo el año se pretende la ejecución de 996.000 actuaciones, lo que supone un 38 por ciento más en relación al plan actual.

Con esta medida, se podrá aumentar el parque de viviendas protegidas, con el objetivo de facilitar su venta, a la que podrán acceder los grupos sociales más desfavorecidos: las personas dependientes, los divorciados o separados, las víctimas del terrorismo, mujeres víctimas de violencia de género, discapacitados y las familias monoparentales o numerosas. Para ello, el Ministerio de Vivienda destinará 10.188 millones de euros, que permitirán la movilización de 34.000 millones en préstamos destinados a este fin. 

Respecto a las condiciones económicas que deberán reunir las familias, el Gobierno ha fijado que los ingresos anuales no deberán superar los 45.500 euros para las viviendas protegidas de tipo concertado. En el régimen de VPO especial el máximo de ingresos será 17.472 euros anuales, y de 31.449 euros al año para el régimen general, que incluye ayuda a la entrada y subsidio del préstamo.  

Además, de este plan destaca que el 40 por ciento de las nuevas VPO estarán pensadas para el alquiler. En total, el Gobierno confía en contar con 100.000 viviendas de nueva construcción para ser arrendadas y alrededor de 70.000 procedentes de la rehabilitación. Para impulsar este tipo de viviendas, el departamento que dirige la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, subvencionará su construcción con 410 euros por metro cuadrado útil, tanto si se destinan a la venta como al alquiler.  

Además, el Consejo de Ministros modificará tres leyes con el fin de contribuir al impulso del mercado de alquiler y mejorar su seguridad, así como fomentar la eficiencia energética de los edificios. Concretamente, se modificará la Ley de Arrendaminetos Urbanos y la de Enjuiciamiento Civil para dar más agilidad a los procesos judiciales por desahucio e impagos de renta, de forma que el propietario tenga más garantías frente a los inquilinos.

En este sentido, se permitirá la anulación del contrato de alquiler si el propietario necesita la vivienda, siempre y cuando haya sido expresada previamente esta posibilidad en el contrato. Además, se cambiará la Ley de Propiedad Horizontal para flexibilizar la mayoría requerida para que las comunidades de propietarios afronten la realización de obras de eficiencia energética en las viviendas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios