Costa Esuri, en Huelva, como emblema de una presencia "prioritaria" en Andalucía

  • El grupo concentra el 27% de su bolsa de suelo en la región, uno de sus principales objetivos

Andalucía ocupa un puesto relevante en el negocio inmobiliario de Martinsa-Fadesa. No en vano, la comunidad concentraba a finales del pasado ejercicio el 27% de toda la cartera de suelo de la compañía. En concreto, 7,7 millones de metros cuadrados sobre un total de 28,7 millones distribuidos por toda España. Si se descuenta la superficie controlada fuera del país, el sur de la Península cobra aún más importancia: representaría el 45% de todos los terrenos de la firma en territorio nacional.

Hace poco más de año y medio, en marzo de 2007, el propio presidente del grupo inmobiliario (por aquel entonces estrenaba cargo al haberse concretado ya la compra de Fadesa) comentaba durante una visita a Sevilla que Andalucía era, sin duda, "un objetivo prioritario" para sus futuros planes de expansión. Y eso, aseguraba, pasaba por ofrecer una oferta muy diversificada: desde viviendas para inmigrantes y jóvenes hasta promociones de auténtico lujo, además de grandes complejos turísticos. Eran tiempos felices para el ladrillo, como demostraba el interés del empresario por "entrar en nuevas actividades como los servicios, las concesiones e incluso el selecto grupo de las energías renovables".

Nadie intuía por entonces que la burbuja estaba a punto de pincharse. Mucho antes de que eso sucediera, Martinsa-Fadesa había puesto sus ojos en casi todas las provincias de la región. Ajeno al lastre de la deuda, entonces inexistente (o al menos no tan preocupante, ya que las entidades financieras no habían cerrado aún sus grifos y el ritmo de venta no parecía ceder), los carteles del grupo lucían en promociones repartidas por todas las esquinas de la comunidad.

Y el emblema de la compañía durante esos tiempos en los que el viento sopló a favor fue, sin duda, el complejo residencial de Costa Esuri, levantado junto al Guadiana en el término municipal de Ayamonte (Huelva). Incluye 2.184 viviendas, un centro comercial que debería abrir sus puertas en el segundo trimestre de 2009 (15.550 m2 de superficie bruta alquilable y otros mil en plazas de aparcamientos) y dos campos de golf (uno ya en funcionamiento y otro previsto para finales de este año).

Huelva no era el único punto estratégico. La segunda gran bolsa inmobiliaria del grupo está en Málaga. En Manilva, por ejemplo, proyecta 2.278 viviendas sobre 2,5 millones de metros. En Mijas (Nueva Calahonda) también hay previsto inaugurar 84 apartamentos de alto standing, con las obras ya finalizadas. Y los planes se extienden a Antequera, con dos proyectos que suman más de 125.000 m2 para uso industrial (uno de ellos contempla hasta 135 naves) y terciario.

El resto de provincias tampoco escapan a la presencia del grupo. En Sevilla, por ejemplo, Martinsa-Fadesa cuenta con más de 128.000 m2 de suelo que deberían traducirse en hasta 254 viviendas (200 libres y el resto en régimen de protección oficial o a precio máximo tasado). También existen promociones en marcha en Granada (concretamente en La Zubia, una localidad que albergará 272 nuevas viviendas en una promoción ya finalizada equipada con mil plazas de aparcamientos, unos 20.000 m2 de áreas lúdicas y otros 1.850 de zonas deportivas).

Santa Fe (también en Granada, donde posee otra gran bolsa de suelo de 626.000 m2) y Córdoba (Huerta Santa Isabel, donde deben construirse 234 viviendas) completan el cuadro de los proyectos en Andalucía. Si fructificarán todos es ahora un misterio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios