La Casa Blanca baraja destinar parte de su fondo de rescate al automóvil

  • Washington anima al sector después de que el Senado frenara las ayudas propuestas

La Casa Blanca aseguró ayer estar dispuesta a utilizar fondos del paquete de rescate financiero de 700.000 millones de dólares para ayudar al sector automovilístico que enfrenta una profunda crisis en EEUU. Asimismo, el Departamento del Tesoro también indicó que está preparado para salir al rescate de la industria del motor y "evitar su derrumbe".

Ambos anuncios se hicieron después de que las negociaciones en el Senado para aprobar una ayuda de 14.000 millones de dólares al sector fracasaran en la madrugada del viernes, lo que podría forzar a los llamados Tres Grandes de Detroit (General Motors, Ford y Chrysler) a declararse en bancarrota. "Es una pérdida para el país", dijo decepcionado el jefe de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid.

El congresista concretó que representantes del Sindicato de Trabajadores se habían opuesto a acceder a la exigencia de los republicanos de reducirse los sueldos desde 2009 como condición para aprobar la línea de crédito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios