British Airways rompe las negociaciones con Qantas

  • La aerolínea británica no estaba de acuerdo con la pretensión de la australiana de superar el 50% de la compañía resultante. British dice que las negociaciones con Iberia siguen su curso habitual.

La propuesta de fusión entre la aerolínea australiana Qantas y la británica British Airways fracasó después de que ambas compañías no llegaran a un acuerdo sobre aspectos claves de la operación. La ruptura de las negociaciones podría haberse llevado a cabo porque la británica no estaba de acuerdo con la pretensión de Qantas de superar el 50% de la compañía resultante. A pesar de la ruptura del acuerdo las compañías continuarán cooperando en los vuelos entre Australia y el Reino Unido como miembros de la alianza Oneworld. De momento parece que Iberia está resultando la principal beneficiada. British afirma que las negociaciones con la aerolínea española siguen su curso habitual y que "no ha cambiado nada".

Qantas y British Airways no se fusionarán. Pese a los potenciales beneficios a largo plazo previstos para ambas compañías éstas no han sido capaces de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. El motivo de la ruptura es que British Airways considera que "no es el momento oportuno" para realizar la operación. Además, la británica no está de acuerdo con la pretensión de Qantas de superar el 50% de la compañía resultante que la negociación deseada era una "fusión entre iguales".

De haber prosperado la operación, hubiera dado lugar a la mayor aerolínea del mundo por destinos y segunda por número de aviones, valorada en más de 5.000 millones de dólares. Pese a la ruptura del acuerdo, British Airways y Qantas "continuarán trabajando juntas" en su negocio entre el Reino Unido y Australia y como parte de la alianza Oneworld, indicaron ambas compañías en sendos comunicados a sus respectivos supervisores.

El director general de Qantas, Alan Joyce, ya anticipó la semana pasada que no había "ninguna garantía" de que la operación llegara a su fin debido a "obstáculos significativos que vencer" como "la ecuación de canje, el fondo de pensiones de BA y la perspectiva económica".

Uno de los principales problemas para que prosperara la operación con Qantas ha sido que British Airways habría tenido que escoger entre fusionarse con Iberia o con la australiana. La aerolínea británica había asegurado que se trataba de dos negociaciones independientes y que las dos fusiones no eran "sustitutivas" ya que las aerolíneas eran "complementarias" en rutas. Pero lo cierto es que finalmente se ha tenido que decidir por una de las dos.

Las actuales negociaciones entre British e Iberia comenzaron el pasado mes de julio, cuando la aerolínea española dejó de lado posibles acercamientos a Lufthansa y Air France-KLM para centrarse en las negociaciones con BA, su socio comercial y compañero de la alianza Oneworld.

Tras la ruptura con Qantas, British asegura que sus negociaciones de fusión con Iberia "siguen su curso habitual" y que "no ha cambiado nada". Según explicó la aerolínea "son dos operaciones absolutamente complementarias entre sí" y cada una "ha discurrido de una manera independiente a la otra".

Así las cosas, la tentativa de fusión con Qantas "ha concluido", aunque el proyecto con Iberia "se mantiene y sigue su desarrollo normal con vistas a su exitoso cumplimiento llegado el momento". Aunque ambas partes descartan dar un plazo definitivo o un calendario aproximado de la fusión, afirman que "los dos próximos meses van a ser muy importantes". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios