British Airways negocia una posible fusión con Qantas

  • El acuerdo entre la compañía británica y la aerolínea australiana no afectaría a los contactos con Iberia.

British Airways (BA) anunció que está negociando con la australiana Qantas una eventual fusión de las dos compañías, en unos contactos que no afectarán a las negociación con Iberia, según fuentes de la aerolínea británica. Las fuentes subrayaron que las conversaciones con Qantas, que resultarían en una estructura de compañía cotizada de forma dual, no influyen en el trato con Iberia, sino que es complementario.

En un comunicado, BA afirmó que "en respuesta a las recientes especulaciones en los medios de comunicación, British Airways confirma que está explorando una potencial fusión con Qantas". "Las conversaciones entre British Airways e Iberia continúan", añade en el comunicado, en el que se asegura que "no hay garantías de que se cerrará algún tipo de transacción (con Qantas) y que, si se considera apropiado, habrá más información cuando corresponda".

Las fuentes consultadas dijeron que "consideramos cada uno de los acuerdos de manera particular" y que "ambos son complementarios", y añadieron que BA persigue "un negocio global, en el que ninguno de los acuerdos potenciales son excluyentes".

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, señaló el jueves pasado que la operación de fusión entre Iberia y British Airways continúa, y que "aunque hay ciertas cuestiones que son complicadas", hay una "voluntad decidida de que se lleve a cabo".

Iberia y British Airways anunciaron el pasado verano un plan destinado a llevar a cabo una fusión de ambas compañías que daría lugar a un tercera empresa gestionada por las dos sociedades, aunque cada una mantendría su nombre y su propio equipo gestor.

British Airways adquirió un 9 por ciento del accionariado de Iberia en 1999, que recientemente se incrementó hasta el 13,5 por ciento, mientras que Iberia adquirió un 2,99 por ciento de los títulos de British Airways y se comprometió a tener una opción futura sobre otro 6,99 por ciento de las acciones.

Los rumores sobre una posible fusión BA-Qantas se multiplicaron en los últimos días después de que se conociera que el Gobierno de Camberra está estudiando revisar las restricciones que existen en la actualidad sobre la titularidad de su compañía de bandera.

El futuro de Qantas es incierto desde el pasado año, cuando sus accionistas rechazaron una oferta de compra por parte de Airline Partners Australia (APA) por valor de 4.800 millones de dólares. En julio, la aerolínea australiana anunció el recorte de 1.500 empleos de una plantilla que tiene un total de 36.000 trabajadores, en un intento por contrarrestar los problemas financieros que en ese momento generaban los altos precios del petróleo.

La situación económica de BA tampoco es buena, como constataron las cifras sobre beneficios difundidas a principios de noviembre, según las cuales los beneficios del primer semestre de 2008 se redujeron un 91,6% con respecto a la primera mitad de 2007. La aerolínea, que tiene su base central en el aeropuerto londinense de Heathrow, anunció que reduciría en un 1 por ciento sus rutas en 2009 para anticipar la esperada caída en el número de viajeros como consecuencia de la crisis económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios