Barceló descarta salir a Bolsa tras su frustrada fusión con NH y se lanzará a invertir en 2018

  • El grupo hotelero cerró 2017 con una facturación de 2.700 millones de euros, un aumento del 10%

Uno de los hoteles de lujo del Barceló Hotels en Andalucía, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Uno de los hoteles de lujo del Barceló Hotels en Andalucía, en Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Uno de los hoteles de lujo del Barceló Hotels en Andalucía, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). / Archivo

Barceló Hotel Group no planea salir a Bolsa tras la frustrada operación de fusión con NH Hotel Group y asegura que su intención ahora es continuar con los proyectos de inversiones de manera significativa durante los próximos años especialmente en la zona de Oriente Medio para poner en valor su capacidad financiera.

Tras la fallida operación de fusión con NH por el rechazo unánime del consejo de administración a la creación de una mega empresa hotelera española, el grupo mallorquín se considera ahora en la obligación de mirar adelante y continuar con sus planes de inversión. "No nos vamos a queda quietos", aseguró el consejero delegado de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de la hotelera, Raúl González en un acto celebrado en Madrid.

La compañía asegura que lanzó una oferta que entienden como "razonable" puesto que creaba valor para los accionistas de ambos grupos que fue rechazada "de forma un tanto abrupta". "Eso no quiere decir que no haya plan B, hay planes para hacer cosas, no nos vamos a quedar quietos. A lo largo de 2018 hay algunas operaciones previstas que intentaremos llevar a cabo", explicó el directivo asegurando que la compañía destinará su capacidad financiera a las operaciones que considere más convenientes.

En este punto, Barceló asegura que se encuentra "trabajando, escuchando y analizando" diferentes opciones "tanto en esta parte del mundo como en otra". "No podemos destinar toda esa capacidad de financiación a crecimiento orgánico, así que hay que pensar en compras corporativas", confirman desde la compañía"

"Si surgen activos compraremos. Mientras la compañía siga siendo familiar buscará activos entre propiedad, alquiler y gestión (prácticamente repartidos a tercios). Nuestro objetivo es mirar donde invertir y comprar activos siempre que sean rentables", justificó.

Barceló confirmó que no está en los objetivos de los próximos años sacar al mercado la compañía, puesto que este movimiento "tiene muchas ventajas", pero también "muchos inconvenientes". "Hay que estudiarlo bien", por lo que no se lo plantea.

Barceló cerró 2017 con una facturación de 2.700 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10% respecto al año anterior, y un resultado de explotación (Ebitda) ligeramente por debajo de los 500 millones, también un 10% superior -si se incluyen los extraordinarios como la venta de su participación en la socimi Bay a Hispania el crecimiento es del 46%-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios