American Airlines, Iberia y British Airways preparan un acuerdo

  • Las tres compañías se aliarán para dominar el tránsito aéreo.

Las aerolíneas British Airways, American Airlines e Iberia negocian una alianza para dominar el tránsito aéreo transatlántico, según informa hoy el Financial Times en base a directivos de las compañías.

Según las fuentes, los implicados podrían acordar los detalles de la joint venture ya en julio.

American Airlines y British Airways unirán su ya amplia oferta transatlántica, e Iberia aportará importantes tramos entre Europa y Sudamérica.

American, la mayor compañía aérea del mundo en número de pasajeros, se encuentra actualmente en números rojos como otras principales compañías estadounidenses.

La matriz AMR enfrenta amortizaciones multimillonarias y prevé el recorte de 7.000 puestos de trabajo, cerca del ocho por ciento de la plantilla, debido al aumento imparable de los precios del combustible.

Las tres compañías ya pertenecen a la alianza One World, con la que los pasajeros de las aerolíneas que la integran acumulan millas que pueden utilizar en cualquier otra compañía de la alianza. Ahora las tres empresas quieren avanzar en la cooperación y compartir también facturación y beneficios.

El plan deberá ser aprobado antes por autoridades de competencia. American Airlines intentó ya en dos ocasiones una asociación con la compañía británica, pero la operación fue impedida por el cártel del sector.

British Airways aumentó además en marzo su participación en Iberia hasta un 13 por ciento.

Los precios récord alcanzados por el petróleo impulsaron a aerolíneas de todo el mundo a cerrar nuevas alianzas. En Estados Unidos, Delta y Northwest anunciaron una megafusión que formará la compañía líder en número de pasajeros. Ambas ya cooperan con la francoholandesa Air France-KLM en la tercera principal alianza, Skyteam.

También generó movimiento en el sector el acuerdo de cielos abiertos entre Europa y Estados Unidos que entró en vigor en marzo y que permite a toda aerolínea europea volar a Estados Unidos desde cualquier aeropuerto del continente.

Por el contrario, las leyes estadounidenses representan un impedimento a grandes fusiones: las aerolíneas nacionales sólo pueden contar con menos de un 25% de participación extranjera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios