Alemania impone a la Unión Europea su hoja de ruta para salir de la crisis

  • l Merkel evita que su banca regional quede bajo el escrutinio del BCE l También logra aplazar el fondo anticrisis que pagaría parte del paro

Comentarios 2

La Unión Europea cerró ayer la cumbre de Bruselas con la sensación de que, una vez más, la canciller germana, Angela Merkel, fue quien vistió los laureles del éxito: Berlín logró que sus socios comunitarios aceptaran casi todos sus puntos de vista.

En el supervisor bancario único europeo, que controlará directamente a los bancos de la zona cuyos activos superen los 30.000 millones de euros, ganó Alemania: las cajas y bancos regionales de los länder germanos quedan fuera del escrutinio, contra los deseos de España o Francia. Y en el proyecto, recurrente desde hace más de un año en cada cumbre europea, de mutualizar la deuda europea (con los eurobonos), también hubo otro laurel para Berlín: Merkel la volvió a frenar en seco en la nueva cita de Bruselas.

Además, Merkel volvió a decir nein a la propuesta del presidente del Consejo, Herman van Rompuy, para crear un presupuesto único para la Eurozona. Merkel logró bloquear -al menos hasta 2014- la creación de un fondo anticrisis para la Eurozona, como deseaban España e Italia, con el objetivo de poder desembolsar las prestaciones para el desempleo en los socios europeos más azotados por esa lacra.

La exigencia de la canciller, según explicó en rueda de prensa, es que ese hipotético "fondo para la Eurozona" no cuente con una capacidad presupuestaria superior a los 20.000 millones de euros, aunque Berlín se inclinaría más por una cantidad cercana a los 10.000 o 15.000 millones de euros.

El neologismo Merkeliano podría recoger el cambio de rumbo patente en la política europea en los últimos años, y ejemplifica que incluso el eje franco-alemán, tradicional motor de la construcción comunitaria desde finales de los años 50, se ha escorado hacia Berlín y ha perdido el equilibrio que, por ejemplo, tenía en la época del ex canciller Helmut Kohl y del ex presidente galo, François Miterrand, a finales de los años 80. "Merkel vino, llegó y venció", asegura una fuente diplomática en Bruselas, en alusión al vini, vidi, vinci del emperador romano Julio César.

¿Qué elementos sustentan la influencia alemana en Europa? Berlín pone sobre la mesa cerca del 20% del presupuesto de la Unión Europea y para el megaplan de rescate de las finanzas helenas, Alemania paga en torno a 22.400 millones de euros, sobre un total de 120.000 millones.

No obstante, el argumento del peso económico y político de determinado socio no debería ser el único factor a tener en cuenta a la hora de decidir, apunta el experto. A pesar de la sensación casi general de que Alemania fue la única vencedora de la cumbre, algunos líderes -como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy- han quitado importancia a la supuesta victoria de la canciller. "Cuando uno va a una negociación, pues lógicamente no puede pretender el cien por cien de sus pretensiones porque, entonces, no estaría ante una negociación sino ante otra cosa", comentó Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios