Alemania y Francia equilibran fuerzas en EADS y España pierde peso

  • París y Berlín tendrán las dos el 12% y la SEPI pasa del 5,4% al 4% · Los grandes accionistas privados desinvierten en la firma

El grupo europeo de aeronáutica y defensa EADS anunció ayer que su estructura de gobierno y accionarial ha sido objeto de una "revisión de gran alcance", por la que dos operadores privados, Daimler (alemán) y Lagardére (francés) desinvertirán en la firma, Alemania y Francia reducen su peso al 12% respectivamente y España al 4%.

La empresa indicó en su comunicado que el acuerdo "trata de normalizar y simplificar su gobierno corporativo, asegurando al mismo tiempo una estructura accionarial que permita que Francia, Alemania y España protejan sus legítimos intereses estratégicos".

En el primer semestre de 2013, según la nota, se celebrará una junta general extraordinaria de accionistas para votar sobre las modificaciones de los Estatutos, la propuesta de recompra de acciones y la elección de nuevos consejeros

Se prevé, según el comunicado, que Francia y Alemania mantengan unas posición accionarial idéntica, mientras que a los principales accionistas actuales, Daimler y Lagardére, se les proporciona una vía para "desinvertir parcialmente" y negociar sus títulos "a su entera discreción". Daimler ya anunció ayer la venta de la mitad de su participación al banco público germano KfW. Además, se ha pactado que EADS ejecute un programa de recompra y posterior amortización de hasta un 15% del capital, divididos en tramos iguales y simultáneos. A partir de enero de 2014 o cuando Daimler haya formalizado la venta de más del 5% de EADS, Sogepa (sociedad estatal francesa), SEPI (del Estado español) y KfW tendrán libertad para vender cualesquiera acciones que en conjunto den lugar a que su posición combinada sobrepase el 28% del grupo a lo largo del tiempo. Ningún accionista podrá superar, por otro lado, el 15% de participación y el capital que cotiza en Bolsa pasará del 49% al 70%.

Francia, Alemania y España "tendrán derechos recíprocos de prioridad" y con este cambio pasarán de tener un 14,87%, un 10,2% y un 5,44%, respectivamente, al 12% (tanto para París como para Berlín) y al 4% en el caso español

El consejero delegado, Tom Enders, detalló que en el futuro "la estrategia y proyectos industriales serán definidos y decididos exclusivamente por el consejo de administración y el equipo ejecutivo, las operaciones se gestionarán sin interferencias externas". La SEPI afirmó en un comunicado que el pacto garantiza los intereses de España y destacó que elimina el derecho de veto en las decisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios