Aguirre logra aval legal para sacar a Blesa de Caja Madrid

  • "Quizá el alcalde no ha tenido tiempo suficiente de leer la Ley de Cajas", afirma en respuesta a las críticas de Gallardón

La Asamblea de Madrid aprobó ayer la modificación de la Ley de Cajas con la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, intenta bloquear la reelección de Miguel Blesa como presidente de Caja Madrid en septiembre de 2009. Tras el preceptivo y previsible aval legislativo, la presidenta madrileña dijo ayer estar "absolutamente convencida" de que Blesa cumplirá "escrupulosamente" con una norma que, aseguró "no va contra nadie ni limita los derechos de nadie ni, muchísimo menos, pretende que se disuelva la asamblea" de Caja Madrid.

Tras las críticas de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de la capital, Aguirre señaló que pueden deberse a que "no ha tenido suficiente tiempo para leerse la ley". Ante este nuevo encontronazo entre Aguirre y Gallardón, el responsable económico del PP, Cristóbal Montoro, se limitó a reclamar "responsabilidad" y anteponer la "estabilidad financiera" a cualquier otra premisa para garantizar "la menor injerencia política" en Caja Madrid.

El también ex ministro de Economía señaló que a su formación le preocupa la "calidad" del gobierno de las entidades financieras en el actual momento de crisis económica, y pidió que "cualquier cambio" que se produzca en las mismas tenga como objeto "dar estabilidad".

Aguirre recordó que el presidente de Caja Madrid será elegido en el mes de septiembre de 2009, "que es cuando cumple el mandato de seis años", e insistió en que la ley obliga a todos. "Ya pasaron los tiempos de Bodino, donde el Príncipe no estaba sujeto a las leyes. Aquí las leyes obligan a todo el mundo", apuntó en referencia al filósofo francés del siglo XVI Jean Bodino.

La reforma atribuye al presidente de la caja funciones ejecutivas que el consejo de administración no podrá "bloquear" y aclara que la duración máxima de los mandatos será de doce años.

En este punto destacó que la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid trata de cumplir y adaptarse a la Ley Orgánica de Cajas de Ahorros (LORCA), de carácter nacional, "como han hecho el resto de comunidades", y dar más participación a la sociedad civil y menos al sector público. Así recordó que, en virtud de "la importancia" que tiene el Consistorio de la capital en esta región, la Comunidad "limita al 30 %" la representación del Ayuntamiento de Gallardón en la caja, que actualmente es del 70% y no al 20 o al 25% como lo hacen otras comunidades, caso de Andalucía (25%).

En total, la reforma reduce del 43,7% al 41,5% el "peso político" del Parlamento y las corporaciones locales en Caja Madrid; amplía la participación de la entidades representativas y empleados; y da entrada a la Cámara de Comercio y universidades privadas como entidades representativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios