Economía

El AVE inaugural a Castellón llega con retraso por cuestiones técnicas

  • Rajoy y Puig, presidentes de España y la Comunidad Valenciana, han realizado el viaje inaugural y han sido recibidos por la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, y el presidente de la Diputación Provincial

Puig al lado de Rajoy, y justo en frente del ministro de la Serna Puig al lado de Rajoy, y justo en frente del ministro de la Serna

Puig al lado de Rajoy, y justo en frente del ministro de la Serna / Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado la puesta en marcha del AVE a Castellón como un hito en el desarrollo del Corredor Mediterráneo y un paso más en la vertebración del país.

Rajoy ha hecho estas consideraciones en su intervención en el acto inaugural del tramo entre Valencia y Castellón (que permitirá conectar por AVE Madrid y la capital castellonense) y en el que ha participado también el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig.

El jefe del Ejecutivo ha destacado que el Corredor Mediterráneo es para el Gobierno "un proyecto de Estado", una prioridad política, económica y social porque es un obra vertebradora y modernizadora.

"Apostar por el Mediterráneo es apostar por España, y conectar territorios contribuye a la vertebración de nuestro país", ha añadido antes de informar de que las actuaciones en este Corredor suponen una inversión de 22.000 millones de euros de los que ya se han ejecutado el 62 por ciento.

Rajoy ha considerado que la modernización de España tiene en el tren de alta velocidad una referencia mundial y ha destacado que esta infraestructura mejora la competitividad y facilita la vertebración territorial y la cohesión social.

El presidente del Gobierno ha explicado detalles del nuevo servicio de AVE y ha destacado que el trayecto entre Madrid y Castellón se reduce en 37 minutos dejándolo en dos horas y media.

Como prueba de la acogida, ha informado de que en solo cinco días de comercialización ya se han vendido 4.700 pasajes, momento en el que ha tenido un lapsus al comentar que esa había sido la cifra de "tiques de avión" vendidos. De forma inmediata se ha percatado de su error y ha bromeado: "De tren. No sé cuántos se habrán vendido de los otros. Sería cuestión de verlo".

Rajoy se ha referido en su intervención a otras actuaciones en materia de infraestructuras en la Comunidad Valenciana y en concreto en Castellón.

En ese contexto ha anunciado que el segundo proyecto del Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras, que va a movilizar en toda España 5.000 millones de euros creando 189.000 puestos de trabajo, va a beneficiar directamente a Castellón.

En concreto, ha informado de que se van a construir tres nuevos tramos de la A7 del Mediterráneo en esta provincia desde Vilanova de Alcolea hasta La Jana con un triple objetivo: potenciar el Corredor Mediterráneo, ayudar a la vertebración del interior de Castellón y mejorar la conectividad con Aragón.

Con una inversión de 434 millones de euros, esta actuación tendrá una longitud de casi 48 kilómetros y dará continuidad al itinerario de la autovía CV10 permitiendo en un futuro el cierre de la autovía A-7 del Mediterráneo en la provincia de Tarragona.

La intención es licitar esta actuación sacando a información pública el estudio de viabilidad el próximo otoño.

Rajoy se ha referido a unas palabras previas del presidente de la Comunidad Valenciana en las que había defendido el entendimiento en materia de infraestructuras.

"Estoy de acuerdo. Las carreteras no son de derechas, ni de izquierdas, ni mediopensionistas. Son carreteras, instrumentos de competitividad y que al mismo tiempo sirven para hacer más grata la vida de la gente", ha recalcado.

Además, ha hecho hincapié en que "los grandes proyectos integradores son los que han dado estabilidad y han hecho próspera a España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios