ACS sale de Unión Fenosa y revoluciona el mercado

  • El grupo de Florentino Pérez venderá su 45% en la eléctrica gallega, valorado en 5.200 millones, para afianzarse en Iberdrola

ACS confirmó ayer los rumores y admitió, en un comunicado remitido a la CNMV, que estudia vender su participación del 45,3% en Unión Fenosa "con el fin de concentrar sus esfuerzos en consolidar su participación en Iberdrola", donde ostenta el 12,4% del capital. El anuncio, que agura nuevos movimientos en el sector eléctrico, provocó que las acciones de las compañías implicadas se dispararan en bolsa, con repuntes del 16,44% en el caso de Unión Fenosa, del 9,6% para ACS y del 4,71% para Iberdrola.

La constructora presidida por Florentino Pérez reconoce que, "dentro siempre del respeto a la política del Gobierno", ha mantenido conversaciones con distintos operadores del sector energético "al fin de la reordenación del mapa español", en el que el grupo ACS mantiene una posición "relevante" a través de su participación en ambas eléctricas, de las que es accionista de referencia. Pese a todo, advierte que es sólo una de las posibles operaciones, "sin que, al día de hoy, haya alcanzado acuerdo, de ningún tipo, al respecto".

El grupo que dirige el ex presidente del Real Madrid podría embolsarse 5.200 millones por la venta de la participación en Fenosa en una operación que, en caso de ser un traspaso a un único comprador, obligaría a lanzar una opa sobre el 100%, al superar el 30% del capital. Ese dinero permitiría a ACS afianzar su posición en Iberdrola.

El 26 de mayo, durante la junta de accionistas de ACS, Florentino Pérez defendió una eventual unión entre Iberdrola y Gas Natural, y sugirió que estaría dispuesto a vender su paquete en la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán para hacer "más grande" a Unión Fenosa. No obstante, matizó que si la unión entre la gasista y la eléctrica vasca no fructificaba, "se abrirían otras posibilidades" que ACS "estaría dispuesto a estudiar". Esa parece ser la situación actual, en la que Pérez busca comprador para poder reforzarse en Iberdrola.

Las relaciones entre Florentino Pérez y Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, han sido tirantes desde un principio. Este último ha presentado diferentes recursos ante la CNE para impedir a ACS incrementar su peso en la eléctrica y defenderse del asalto de Pérez. En abril, cuando el posible desembarco de EDF en Iberdrola estaba en pleno apogeo, Sánchez Galán aseguró que la compañía, que valoró en 100.000 millones de euros (al cierre de ayer valía 41.900 millones en bolsa), no estaba al alcance de ACS, al que acusade no ser un accionista fiel, sino "el mayor competidor" de la eléctrica, una especie de enemigo en casa que no ha hecho más que desestabilizar desde su desembarco en 2006.

Por el contrario, las relaciones entre el ex presidente del Real Madrid y el presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, siempre han sido excelentes. En febrero, López Jiménez se refirió a ambos como "pareja estable". En verano, en Santander, López Jiménez llegó a pronunciar un presuntuoso "yo soy ACS", un idilio que ahora podría romperse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios