El A400M da un paso adelante con el primer vuelo del motor

  • EADS prueba el sistema en un avión C130, que aunará 50 horas de ensayos en el aire

Los motores del avión militar A400M, cuyo montaje final se lleva a cabo en Sevilla, se han convertido en el principal quebradero de cabeza de Airbus y de su matriz EADS. Los problemas surgidos en el sistema de propulsión de la aeronave han provocado sucesivos retrasos en el programa, que han terminado afectando a las fechas previstas para el primer vuelo y a las entregas de los aparatos a los países clientes. Sin embargo, poco a poco se van dando pasos al frente. Así, ayer se realizó "con éxito" el primer vuelo del motor, un "importante avance en la puesta en marcha del programa", según Rafael Tentor, responsable del mismo. Aún así, lo que este hito no ayudó a dilucidar fue el nuevo calendario.

El periplo duró una hora y 15 minutos y se realizó en Cambridge (Reino Unido). Pero el avión que voló con ellos no fue el A400M -el prototipo terminado se encuentra en Sevilla a la espera de los resultados de estos tests-, sino un C130, una aeronave americana de transporte militar que está sirviendo de banco de pruebas.

De este modo, el sistema de propulsión TP400, desarrollado por el consorcio EPI (integrado por Rolls Royce, Snecma, MTU e ITP) para el A400M, sustituyó a uno de los cuatro motores del modelo C130. El aparato, que llegó a una velocidad de 165 nudos y a una altura de 8.000 pies, ofreció un "buen resultado" en capítulos como el empuje o la potencia.

De esta forma, el test de ayer dio el pistoletazo de salida a una serie de ensayos con el motor, que deberá acumular 50 horas de vuelo antes de pasar a formar parte del avión militar de Airbus. Todo ello con la intención de detectar posibles fallos en el funcionamiento del sistema y modificar a tiempo su diseño y producción. "Éste y los posteriores vuelos que se realicen nos indicarán el rendimiento del nuevo sistema de propulsión, así como su comportamiento y fiabilidad en un entorno real", explicó el responsable del programa A400M.

Airbus recordó, en este sentido, que el consorcio fabricante del motor, EPI, inició el proceso de pruebas en octubre de 2005, momento desde el que se han llevado a cabo más de 1.200 horas de ensayos en tierra -arranque de la aeronave, paseo por la pista a diferentes velocidades...

Asimismo, la compañía subrayó que aún está en negociaciones con los países clientes con objeto de modificar las condiciones del contrato después de las demoras sufridas por el avión y los sobrecostes ocasionados -en 2007 tuvo que realizar provisiones por 1.000 millones de euros, que se sumaron a las pérdidas de 352 millones contabilizadas en 2006-. Lo que no se desveló es el impacto que el programa tendrá este año en sus cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios