El viento al fin aparece

  • Martínez y Fernández luchan hoy por la medalla en '49er'· Alabáu, a la espera

Los españoles Iker Martínez y Xabier Fernández tienen posibilidades reales de obtener un bronce en la regata por las medallas que deberán disputar hoy, aunque la plata no es descartable, mientras que el oro sería un milagro.

Ayer, en las tres últimas regatas de la fase regular, Iker y Xabier ofrecieron un recital. Cuartos en la manga inicial, primeros en la siguiente y segundos en la tercera, se afianzan en la cuarta posición de la general, por lo que el sueño de una medalla vuelve a ser posible, incluso con opciones matemáticas para el oro, aunque esta última opción sea más propia de un milagro de la Virgen de Lourdes.

Para ello, los españoles, con 62 puntos, deberían ganar la regata por las medallas de hoy, en la que los puntos en juego son dobles, y esperar que los daneses, líderes con 47 puntos, pinchen escandalosamente, es decir, novenos o décimos.

Para la plata, los españoles deberían ganar y los italianos no ser segundos, es decir, terminar por debajo de este puesto, mientras que para el bronce, a Iker y Xabier les basta con imponerse en la regata. En una palabra, hay que ganar sí o sí y esperar a ver lo que hacen los demás implicados. Mucha culpa de esta situación la tiene el fuera de línea que cometieron en la quinta manga y que les está pesando como una losa.

En el 470 masculino los españoles Onán Barreiros y Aarón Sarmiento finalizaron las diez pruebas regulares en el quinto puesto, lo que les da derecho a disputar la regata por las medallas, aunque con opciones muy limitadas de obtener el bronce o la plata.

En el 470 femenino Natalia Vía-Dufresne y Laia Tutzo dejaron sus opciones de medalla en la mínima expresión. Un cuarto puesto en la primera del día abrió de par en par las puertas de la esperanza, pero en la segunda, la décima y última antes de la regata por las medallas del próximo lunes, todo se fue abajo y terminaron décimo séptimas.

En Tornado Fernando Echávarri y Antón Paz siguen en popa y a toda vela hacia una medalla, tras apuntarse un sexto y un primero en la segunda y tercera regatas.

Que los españoles apunten hacia las medallas no sólo lo están dando los resultados objetivos de las regatas que hasta ahora han disputado (dos primeros y un sexto), sino también la sensación de que mentalmente están muy fuertes y son capaces de recuperarse de una mala salida para superar a sus rivales.

En el Láser el canario Javier Hernández estuvo de nuevo en los puestos de atrás. Finalizó vigésimo noveno en una manga en la que nunca tuvo opciones. Es décimo octavo en la general que lidera el italiano Diego Romero.

Tampoco en Laser Radial la representación española estuvo bien al ser Susana Romero vigésima en la jornada de ayer.

Además de la regata por las medallas de 49er, hoy se tendrán que disputar las de Finn e Yngling, en principio previstas para ayer pero que tuvieron que ser aplazadas por falta de viento que marcó el devenir de la jornada.

De hecho, el Comité de Regatas, obsesionado con cumplir los programas, llegó a dar la salida de Finn cuando las condiciones no eran ni de lejos las más adecuadas para que unos deportistas se jugasen las medallas.

Tras varios minutos de luchar en un campo de regatas sin viento, el Comité tuvo que dar marcha atrás cuando comprobó, por medio de los GPS que los barcos llevan instalados, que no sólo no avanzaban, sino que iban hacia atrás arrastrados por una corriente más fuerte que el viento. Ante una situación que comenzaba a ser cómica se decidió por abandonar.

No pudieron salir las tablas RS:X ni en mujeres ni en hombres pese a que llegaron a mandarles al agua tras la finalización de las regatas de 49er.

La sevillana Marina Alabáu, por tanto, tuvo que quedarse en tierra por esa circunstancia, por lo que tratará en jornadas sucesivas de seguir luchando por las medallas al estar situada en este momento en la tercera plaza de la general en RS:X femenino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios