SALAMANCA | córdoba · sala de prensa

"Otra vez tengo que irme con la cara partida"

  • José considera que estuvieron "bien" en algunas facetas· Achaca la derrota a la roja a Ceballos y a las pérdidas de balón

Comentarios 2

Otra vez con la "cara partida". José González recalcó en la sala de prensa del Helmántico la crueldad de la derrota, concentrada en ese fatídico minuto 90. El entrenador del Córdoba expresó su malestar por la incapacidad de su equipo para hacer daño en ataque y puso énfasis en la expulsión de Ceballos, en su opinión clave para que el Salamanca intensificara su ofensiva y acabara abriendo la lata.

"Ha sido una derrota demasiado cruel. Hemos hecho algunos aspectos del juego bastante bien. Otros no, y son muy susceptibles de mejorar. Pero habíamos conseguido que el Salamanca no estuviera cómodo en absoluto en el campo". Sin embargo, "a partir del minuto de la expulsión cambia todo y empiezan a llegar muchas ocasiones de gol, hasta que ha llegado esa jugada decisiva de la manera que más puede doler".

"Las dos tarjetas a Ceballos son dudosas. En los partidos que jugamos de visitantes nos han pitado penaltis, hoy -por ayer- con la expulsión, lesionados… Nos está pasando de todo", lamentó José. A la conclusión del partido, el gaditano dio "la enhorabuena" a Afonso Suárez, aunque volvió a utilizar su comparecencia para expresar su disgusto con una situación que se eterniza: "No es cuestión de este árbitro, sino que nos sacan tarjetas y nos pitan penaltis muy fácil".

El técnico negó falta de ambición en su planteamiento, pues "los que conocen al Córdoba saben los jugadores que he metido en cada momento. He podido hacer otros cambios perfectamente, pero desde el banquillo he enviado el mensaje de vamos a ganar". "Los que ven la alineación, los cambios y el momento de los cambios seguro que no comparten esa idea", puntualizó.

Sin embargo, el Córdoba no explotó en ataque. Y ese lastre es extensible a casi todos los desplazamientos. "Hemos tenido muchísimas pérdidas de balón ante un equipo que a mi entender era vulnerable cuando perdía el balón", señaló, consciente de que "había que generar muchísimo más peligro y llegar más, pero ésas son las cosas que tenemos que corregir. Lo hemos trabajado durante la semana, pero habrá que trabajarlo muchísimo más. En el primer tiempo le dábamos el balón al Salamanca todas las veces, aunque a excepción de una jugada en la que Pablo se ha resbalado, en casi ninguna han acabado con remate. Sin embargo, yo he visto muchos partidos del Salamanca y hoy -por ayer- no ha tenido la sensación de riesgo en su portería. Tenían que haber asumido más riesgos de los que han asumido". "No hemos tirado ni un centro", insistió el preparador blanquiverde, hasta la fecha incapaz de transmitir a sus discípulos la máxima de que "en el fútbol hay que tener la mentalidad agresiva de ganar al rival, por supuesto con tus armas, que en nuestro caso era buscar el contragolpe".

Lo cierto es que el Córdoba perdió "una y otra vez el balón de manera absurda", y evidentemente ése no es el camino. "El posicionamiento en el campo ha sido correcto y la anticipación de los jugadores, también", indicó. Pero eso no es suficiente, porque "cuando robas tienes que hacer sentir al contrario que si la pierde lo pasará mal, pero no han tenido esa sensación. Han tenido el balón muchos minutos, pero sin pegada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios