Otra vez acabaron nueve… y debieron ser sólo ocho

  • Hevia expulsó a Raúl Navas y Ceballos, pero perdonó a Gaspar

Se enfrentaban los dos equipos más tarjeteados de la Liga Adelante con Hevia Obras como árbitro. Y el Córdoba, que en la tercera jornada había terminado con nueve por las rigurosas decisiones del madrileño, repitió en el Ciudad de Valencia, poniendo cerco a la deshonrosa etiqueta del Levante: es el colista en la clasificación del Juego Limpio. Pero el penúltimo se le ha aproximado. E incluso pudo ser peor.

El Córdoba ya suma siete expulsiones en esta Liga, aunque su registro todavía queda lejos de las 11 rojas vistas por jugadores del Levante en las 17 jornadas disputadas. El pasado sábado se quedó con diez al filo del descanso por la roja directa a Raúl Navas, una dudosa acción en la que el portero tocó el balón con las manos sobre la raya del área. Cumplida la hora de juego, el que se marchó a la ducha apresuradamente fue Ceballos, al ver la segunda amarilla. Camino de los vestuarios, rumiando su decepción, el lateral derecho fue aplaudido por su antigua parroquia, que por entonces ya disfrutaba de una cómoda renta de 2-0.

La jugada de Navas rayó la legalidad, aunque Hevia Obras hizo caso al banderín de su asistente. Sin embargo, no se puede decir que el colegiado perjudicara con alevosía al Córdoba, ni mucho menos. Ceballos se ganó dos amarillas en los minutos 50 y 60, y ya en el 52' se hizo acreedor a la expulsión al cometer un claro penalti sobre Álvaro del Moral. Además, el juez perdonó la vida a Gaspar en dos ocasiones: una zancadilla a Rubén Suárez cuando éste se escapaba solo -no pitó ni falta- y una patada sin sentido a Adrián Martín, ya en los compases finales del duelo.

Curiosamente, Gaspar sí sufrió el estricto criterio de Hevia contra el Sevilla Atlético. Aquel 13 de septiembre, el central inauguró la batería de rojas blanquiverdes tras recibir la segunda amarilla por meter el brazo en un salto. Minutos después, Cristian Álvarez recibió el mismo castigo por un lance similar. Una vez finalizado el choque, las protestas de José González acarrearon su segunda amonestación, por lo que el gaditano no pudo dirigir al equipo en Chapín.

El resto de expulsiones del Córdoba se produjeron en Huesca (Ito, dos amarillas), ante el Celta (Cristian, roja directa) y en Salamanca (Ceballos, dos amarillas). Los daños colaterales de la derrota en Valencia están ahí: amén del estancamiento en la clasificación, Luna Eslava tendrá que recurrir a David Valle y Mario -o Cristian como lateral, con Guzmán por delante- para retar a la Real Sociedad. El técnico tampoco podrá contar con el lesionado Carpintero -le queda un mes-, aunque sí volverá a disponer de Pablo Ruiz y Katxorro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios