Sí a la teoría de por lo civil o por lo criminal

  • La plantilla suspira por un triunfo que acabe con una sequía de cinco jornadas · Todos subrayan el hecho de actuar en casa y la ansiedad del Albacete como aspectos a favor

"Tenemos que ganar al Eibar por el artículo 43. ¿Sabéis cuál es el artículo 43? Por cojones". Fue la forma elegida por Crispi para motivar a sus jugadores en vísperas del enésimo partido fundamental en la temporada 04-05, aunque el Córdoba no pasó del 0-0 y acabó descendiendo. Paco Jémez comentó el miércoles, con mucha más sutileza, que en los partidos precedentes "hemos jugado, hemos creado ocasiones, pero eso ya no nos vale". Hay que ganar. El conjunto blanquiverde atraviesa por la fase más crítica de la temporada al acumular cinco jornadas sin conocer la victoria. El excitante triunfo ante el Castellón ha dado paso a un botín de apenas tres puntos en los duelos posteriores: Eibar, Poli Ejido, Las Palmas, Elche y Xerez. Ahora, la visita del Albacete se presenta propicia para invertir el rumbo.

Tarde de sábado, El Arcángel mutado en una caldera, la firme idea de dar una alegría a la afición en la última comparecencia en casa en 2007, un rival sumido en el sótano de la tabla... Acciari reunió ayer todas las claves del encuentro al explicar en la Cadena Ser que "queremos ganar el partido porque nuestra gente nos está apoyando muchísimo. Están viendo un buen fútbol del Córdoba, pero no lo estamos reflejando con un resultado positivo. En este partido se junta todo: queremos ganar por nosotros, por la afición, porque llevamos cinco partidos sin ganar y porque nos enfrentamos a un equipo que está en una situación difícil, y no queremos que se recupere". El argentino valora el peso de la grada: "Debemos estar más motivados que ellos. Cada domingo vienen 12.000 o 13.000, y eso es una motivación muy grande para nosotros".

Dani, otro estandarte del vestuario, insta a "poner mucho de nuestra parte", pues "llevamos cinco jornadas sin ganar y ya toca conseguir tres puntos. Y no hay mejor escenario que hacerlo aquí con nuestra afición. El domingo en Jerez se demostró que el equipo, con esa actitud, difícilmente va a perder un partido, si cabe, con diez jugadores. Ése es el punto de partida para conseguir victorias". El lateral diestro también habló de "punto de inflexión" o "reválida muy importante, sobre todo a nivel mental".

"Esperemos que el equipo esté a la altura de las circunstancias y consiga la victoria", insistió el cuarto capitán, sabedor de que "se nos han atragantado un poco los rivales que están abajo en la clasificación. Todos sabemos que, independientemente del puesto que ocupe cada equipo, todos los partidos en Segunda A son complicados". Así, "puede ser un arma de doble filo el que ellos estén heridos".

Por su parte, Katxorro señaló que "llevamos cuatro o cinco partidos sin ganar, y el equipo se resiente en ese sentido. Es el último partido del año en El Arcángel y todos somos conscientes de ello. Vamos a por los tres puntos". "Tenemos que hacer nuestro partido, saber que es el último partido del año en casa, para que todo el mundo se vaya contento", enfatizó.

La premisa es dejar la compasión a un lado y tirar de pegada en cuanto sea posible. El de Baracaldo arguyó que "son equipos complicados, que tienen la ansiedad de ganar, correosos. Hasta que no les haces el primer gol o les creas algún peligro, no se vienen abajo. Eso es lo que nos está faltando. En casa tenemos que intentar marcar en la primera que tengamos, y a partir de ahí el partido será más cómodo para nosotros". No obstante, seguro que todos firmarían un 1-0, en el último minuto y de penalti injusto. Falta les hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios