Sin piedad para Dani

  • Competición ratifica la sanción del lateral derecho · Paco se ve forzado a dar otra oportunidad a Rubén o variar el sistema

Competición difuminó ayer las escasas posibilidades de que Dani jugara el domingo (17.00) en Chapín al anunciar la suspensión del lateral derecho del Córdoba por acumulación de amonestaciones. El pasado lunes, el propio defensa instó al club a recurrir la amarilla vista contra el Elche, pero el fallo del organismo federativo no ha resultado favorable a los intereses blanquiverdes.

Desde el principio de la temporada, Dani ha sido fijo para Paco Jémez en el costado derecho de la retaguardia. Hasta ahora, el madrileño sólo se ha perdido un partido de Liga, el de Las Palmas, por culpa de una sobrecarga muscular. Amén de su solvencia, los eternos problemas físicos de Mario le han allanado el camino al no tener competencia en su puesto.

Mario sigue sin estar al cien por cien. Por ello, los focos se giran hacia los dos grandes damnificados en el último desplazamiento, Rubén y Pablo Ruiz. El zurdo podría tener una nueva oportunidad a pie cambiado, a pesar de suspender en Gran Canaria. Por otro lado, el hispalense vuelve a estar listo después de perderse el último encuentro por sanción. La disponibilidad del zaguero cedido por el Sevilla abre la puerta a un cambio de sistema para actuar con tres centrales (él, Pierini y Aurelio) y carrileros largos, aunque Paco no ha utilizado esta variante hasta la fecha. Una tercera vía sería adaptar a otro futbolista para cubrir la vacante. En cualquier caso, experimentar siempre supone un riesgo añadido.

El Xerez procurará explotar las carencias de un Córdoba agobiado por los malos resultados y el cúmulo de bajas, que han recortado sensiblemente el margen de maniobra de Jémez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios