El penúltimo tren hacia la salvación

  • Sigue vivo gracias a su efectividad en casa · El derrotado lastrará sus opciones

El Córdoba visita hoy el Carlos Belmonte, que pasa por ser uno de los fortines en esta segunda vuelta. El Albacete hace de su estadio su centro de operaciones para lograr una permanencia que hace meses se veía como una utopía en tierras manchegas. Y ahí se la tendrá que jugar el conjunto blanquiverde, al que no le vale otro resultado que no sea la victoria para huir de la zona de descenso y superar a un rival directo en la lucha por la salvación. Quien pierda quedará muy tocado y casi condenado al pozo de Segunda B.

sin balón

Al Alba le cuesta un mundo recomponer la situación en el campo cuando pierde el balón muy arriba, lo que deja abierta la posibilidad de un contragolpe claro para el rival. La pareja de centrales compuesta por Noguerol y Mainz, así como el pivote defensivo, Iker Begoña, tardan mucho en recuperar la posición, y eso crea un cortocircuito en su sistema defensivo. Sin embargo, una vez conformada la defensa se trata de un equipo rocoso, al que es difícil sorprender. En la portería se halla el ex blanquiverde Jonathan, que en los últimos encuentros se ha erigido en el salvador de su equipo con paradas inverosímiles.

Con balón

El equipo que ahora dirige Máximo Hernández -inició el curso con Quique Hernández- es mucho más ofensivo que el que visitó El Arcángel. Hace mucho daño con la subida de laterales potentes como Diego Alegre y Peña, lo que le permite sumar muchos jugadores en ataque y crear superioridad numérica. Cuenta con jugadores de clase excepcional que pueden decidir el encuentro, como el extremo Barkero, Morán o David Bauzá, temibles en sus llegadas desde la segunda línea. Además, hace de la estrategia un valor seguro para resolver partidos que se ponen cuesta arriba. Les falta un rematador de categoría, ya que Calandria no ha dado el rendimiento esperado.

lo mejor

Su calidad en ataque puede ser letal. Ante partidos equilibrados que se deciden por un golpe de fortuna o clase, jugadores como Barkero o Morán se encuentran en su salsa para ser protagonistas.

lo peor

Si el Córdoba presiona bien generará desconcierto en su zona de creación y le obligará a jugar muy directo. Al perder la posición con facilidad, permite al equipo contrario crear muchas ocasiones de gol para matar a la contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios