El partido nunca visto ya está aquí

  • Inédito El Cajasur y el Ciudad se cruzan por primera vez en Liga Duelo Ambos disponen de sus jugadores estelares

Disimular que el de hoy es un partido más es perder el tiempo. Los dos proyectos profesionales del baloncesto cordobés se miden por primera vez en un partido oficial. Serán 40 minutos que resumen una lucha de la tradición contra la modernidad, una batalla en la que el orgullo es el mayor premio.

Esa búsqueda de la satisfacción cainita planeará sobre las gradas de Vista Alegre. ¿El Cajasur o el Salsas Musa? ¿Lo de siempre o lo nuevo? En apenas dos meses, el equipo granate ha demostrado que no estaba tan muerto como la mayoría pensaba, mientras que el Ciudad ya sabe de primera mano que esto no era tan sencillo como parecía. Lo de hoy sólo será un ejemplo más.

Puede que ése sea uno de los factores que marquen el choque. El Cajasur ya lo tiene todo demostrado, pero el Salsas Musa necesita ser algo más. Desde que nació, el club se planteó como una forma distinta de hacer las cosas, como un soplo de aire fresco que borrara el vetusto tufo del pasado. Por el momento no lo ha conseguido, y sólo hace falta echarle un vistazo a la clasificación. Por eso puede que el triunfo de hoy no sea igual de necesario para todos.

Por eso y por más cosas. Porque más allá de disquisiciones que rozan lo filosófico, el choque llega en un momento clave, al filo del parón navideño y con los dos equipos a punto de determinar cuál será su objetivo.

Obviamente, el Salsas Musa llega tocado después de tres derrotas consecutivas y de ofrecer, por primera vez en lo que va de curso, evidentes síntomas de vulnerabilidad. Lo que parecía un bloque sin fisuras, una sólida nave en velocidad de crucero, se ha tropezado de golpe con sus primeras dudas. Hecho para ganar, el proyecto del Ciudad empieza a estar asaltado por preguntas para las que quizás no estaba preparado, y verse virtualmente fuera de la zona de play off sería un golpe demasiado duro. Cuando su estrella, David Suka, reconoce que "nos hace falta ganar como el comer", todo está dicho.

De esa ansiedad tratará de aprovecharse un Cajasur al que muchos esperaban ver a estas alturas muerto y enterrado. Al final resulta que no era tan malo. Imperfecto por naturaleza, el equipo granate está ofreciendo su mejor rendimiento con una filosofía clara: atacar y meter un punto más que el contrario. Con esos conceptos tan primarios y con un equipo diseñado bajo un plan marcado al efecto, Nacho Criado ha convertido a los granates en un bloque tremendamente peligroso, un arma ofensiva de primera magnitud y, sobre todo, un conjunto respetado por todos, incluido por sí mismo. Su buen rendimiento ha espantado complejos y ha sido su mejor estímulo en este arranque.

¿Y la grada? "Sea como sea el partido, es una oportunidad para que la gente vaya a Vista Alegre y disfrute, y que todos aquellos que este verano nos dijeron que no tanto al Cajasur como a nosotros se den cuenta de que el baloncesto sigue despertado pasiones", dice Rafa Gomariz. Quizás sólo eso sea importante, y todo lo demás, absurdas palabras sin fondo. Hoy hay baloncesto, y del bueno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios