Son mejores de lo que la tabla dice

  • El Nàstic ha tenido que cambiar su objetivo · Han mejorado con Ferrando

La igualdad de la Segunda División se aprecia mejor en casos como el del Nàstic. Hace un año, en la jornada 22, Osasuna sepultaba aún más al colista de Primera. Nada hacía presagiar por aquel entonces que con la relegación los males no cesarían. De hecho, para empezar la temporada con buen pie, la directiva tarraconense no dudó en jugársela con uno de los entrenadores de moda del fútbol español. Javi López quiso que su fútbol preciosista, de toque, magreo y estilo fuese práctico. Pero se quedó a medias. El Nàstic comenzó a encarrilar resultados negativos y llegaron los nervios. Tantos que la directiva presidida por Xavier Salvadó tuvo que tirar por el camino de enmedio y cargarse a López. Su sustituto fue César Ferrando, otro técnico con una carta de servicios casi inmejorable, que está mejorando el rendimiento de un buen bloque que no debería estar tan abajo. Ahora mismo es un rival directo del Córdoba por eludir la quema cuanto antes. Pero, como dijo Emilio, está a un nivel superior.

sin balón

Su gran cruz. Muy blandos a la hora de defender. No han sabido o podido atar bien los encuentros y han sufrido mucho su propio cariño por el juego (¿les suena de algo?). Roberto Jiménez, un portero irregular, defiende los palos. Su sustituto, el veterano Juanmi, se retiró en mitad de la campaña. En la línea de cuatro, con Mingo lesionado, formarán Óscar Rubio, Mairata (un buen central), David García y Óscar López. Ferrando quiere reconstruir el equipo partiendo de la sobriedad atrás. Para recuperar el balón desde el centro del campo el omnipresente Abel Buades y Medina. Mimbres sobrados.

con balón

Tienen pura dinamita y son conscientes de ello. Las dos bandas en ataque son de las de más calidad de Segunda con Campano y Antonio López. Adrián González, recién fichado, es un refuerzo de lujo. Para el remate, la rapidez de Maldonado y la clase de Jandro. En el banquillo los nombres lo dicen todo. Pinilla (el jugador en activo que ha jugado más partidos en España), Calle y... el recién llegado Moisés. Tienen recursos para poseer el balón y los tienen igualmente para ganar sin ambicionarlo. Su situación es una paradoja.

lo mejor

Calidad por arrobas para salir de una situación irreal por su presupuesto y por la calidad del bloque.

lo peor

La presión de saberse sólo ambicionando lo mínimo cuando iban a por lo máximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios