fútbol sala PRIMERA DIVISIÓNlolo urbano. jugador del palma futsal

"La llamada de la selección es consecuencia del buen trabajo"

  • El cierre cordobés, que ha vivido un mes intenso con la conquista del título liguero con el Movistar Inter y su fichaje por el Palma, se encuentra "feliz" tras recuperar su mejor nivel durante la recta final de la campaña

Lolo Urbano sujeta una de las porterías de la sala de barrio del Guadalquivir. Lolo Urbano sujeta una de las porterías de la sala de barrio del Guadalquivir.

Lolo Urbano sujeta una de las porterías de la sala de barrio del Guadalquivir. / josé martínez

No sido un mes cualquiera para Lolo Urbano. Tras conquistar la Liga con el Movistar Inter y sellar así el triplete en su tercer curso en el club madrileño, el cierre cordobés puso el mejor final posible a un ciclo. Su próxima aventura será en Palma, con un proyecto que ya le seduce. Tras resolver su futuro y antes de mirar a la temporada 17-18, el jugador ha tenido tiempo de enseñar a los más pequeños junto al club de sus inicios, el Adecor. Dos semanas divertidas en las que, junto a Miguel Ángel Martínez Macario (director del campus), ha convertido a la sala de barrio del Guadalquivir en un pequeño cuartel general con el fútbol sala como ingrediente principal.

-¿Qué tal han ido estas dos semanas de campus?

Córdoba, a nivel de base, es una ciudad muy fuerte; con un club en Segunda, esto se potenciará más"

-Muy bien. Muy contentos. Estas semanas han sido perfectas.

-¿Le dicen algo los más pequeños cuándo lo ven cerca y se pone a jugar con ellos?

-A ellos les llama mucho la atención vernos por la tele. De fútbol sala ven poco, pero nos ven a todos y les gusta. Además, me preguntan por los compañeros, por los mejores, por Ricardinho. En cuanto a las copas y ligas, es un título más para ellos pero los más pequeños no le dan importancia. Si la oyen y la pueden diferenciar es como para el Madrid la Champions.

-¿Qué mensaje les quiere transmitir en su campus?

-Siempre transmitimos que tienen que aprender. Nosotros en el campus lo hemos enfocado mucho hacia la tecnificación. Otros campus son más lúdicos. Nosotros también hemos tenido ratos de diversión con un educador sociocultural, pero les hemos hecho una atención personalizada para que los niños mejoren y, si se llevan algún fundamento técnico, mejor. Les hemos transmitido que tienen que aprender, que tienen que seguir entrenando, pero por muy bueno que sea o que despuntes con 15 o 16 años, al final es un porcentaje pequeño el que llega, y tiene que acompañarle la suerte. La formación extradeportiva, como el instituto y la universidad, es lo más importante.

-Siempre junto a Adecor.

-Es el club de mi infancia, de mi base y formación. No he estado en otro club de formación que no fuese Adecor. Tenía claro que si Maca y yo hacíamos un campus, tenía que ser con Adecor, con su respaldo e instalaciones.

-¿Cómo ha vivido esta etapa de tres años en el Movistar Inter?

-Han sido tres años muy bonitos y muy difíciles de repetir a nivel de títulos. Este último año he disfrutado muchísimo, al igual que el primero. Hice una adaptación muy buena y muy rápida, a pesar de que dicen que cuesta mucho arrancar. El segundo año tuve mala suerte con lesiones y no pude disfrutarlo, pero el balance sale positivo tras este último año que he terminado muy bien.

-Incluso fue clave con sus goles en la eliminatoria final de Liga ante el Barcelona.

-El cuarto partido para mí fue el más importante, aunque siempre el último pueda parecerlo más. Teníamos el agua al cuello, veníamos de ganar tres ligas e íbamos 1-1 tras los dos partidos de casa. Llegamos al Palau y nos meten ese 6-1, fue un día muy duro. Fueron días difíciles en el hotel. En el cuarto partido, le echamos casta y el equipo lo hizo. Si pude ayudar al equipo y fui partícipe de la victoria y de la remontada que nos dio la liga, estoy muy contento.

-Termina en el Movistar Inter y firma en el Palma Futsal, un equipo en crecimiento.

-Sí. El Palma Futsal llevaba mucho tiempo interesándose por mí. Desde que más o menos sabía que iba a salir del Inter, era una de mis primeras opciones. Cuando vi que la oferta iba en serio, tenía claro que iba a ir allí y formar parte de un proyecto muy bonito y en el que hay mucho margen para mejorar.

-¿Ilusionado en buscar nuevos títulos en Palma?

-Sí. La meta del título está ahí pero sabemos que será muy difícil. Una cosa es ponerte la ilusión o el objetivo y otra cosa es tener los pies en la tierra, y sabemos que los tres grandes están por encima de nosotros en cuanto a posibilidades de títulos, pero hay torneos dados a la sorpresa y queremos ser uno de los protagonistas.

-Llega a Palma y será una de las piezas claves de este proyecto.

-Viniendo del Inter y con el final de temporada que he hecho y los títulos conseguidos, tengo que asumir ese papel, pero el Palma lleva años con este mismo bloque, haciendo campañas buenísimas y los compañeros que están allí van a ser igual o más importantes que yo. Estoy ilusionado con esa responsabilidad, pero también tranquilo de saber que tenemos un grupo de jugadores que vamos a sumar todos juntos.

-Entre otros objetivos estará también seguir en los planes de la selección española.

-Sí. Es bonito y me gusta, pero es una consecuencia de que lo estás haciendo bien en tu club. Lo importante es llegar allí, integrarme en el grupo, en el juego del míster y, a partir de ahí y conforme pasen los partidos y las jornadas, lo otro será consecuencia de que el trabajo con el club lo estás haciendo bien.

-¿Se quedó con una espina clavada con la selección tras quedarse a las puertas del Europeo conquistado en 2016?

-Es que realmente yo estaba en buena posición en la selección. Me estaba consolidando allí durante dos años y por las lesiones se me cortó la racha y no pude reengancharme. Espero que con el tiempo pueda porque se te queda la espina que por la mala suerte te puedas perder algo. En cuanto vuelves y recuperas la dinámica, se te olvida un poco lo anterior.

-¿Qué necesita Córdoba para disfrutar más del fútbol sala?

-A nivel de base, Córdoba es una ciudad muy fuerte, como demuestra el número de jugadores que estamos en Primera División. Es verdad que nos formamos hace años, eran momentos que había más referentes en categorías superiores. Eso es lo que falta, pero ahora con la unión entre el Itea y el Córdoba, creo que será positivo. Así, se potencia el club, porque el estar en Segunda será ya un referente para los niños y aficionados que puedan ir a Vista Alegre a ver a rivales de más entidad. Eso hará que el fútbol sala suba para arriba, como pasó hace seis o siete años.

-¿Un deseo para el futuro?

-Seguir como he acabado esta temporada, que he sido feliz porque me he visto otra vez en mi mejor nivel, que es lo que quería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios