Una jornada de juego limpio, el mejor recuerdo

  • El Colegio Salesianos honra la memoria de Kiko con un programa polideportivo

Seguro que hubiera disfrutado en un día así. Seguro que lo hizo. Porque Kiko Pastor estará siempre presente entre los muros del Colegio Salesianos, que el pasado fin de semana honró la memoria de uno de los nombres imprescindibles de su historia con una jornada polideportiva. Las instalaciones del centro se convirtieron en un hervidero de jóvenes que disputaron partidos en distintas modalidades: fútbol sala, baloncesto, voleibol, ajedrez... Todos tuvieron cabida en un programa que sirvió para exaltar una de las señas de identidad de la institución salesiana: la educación de los chavales a través de los valores del deporte. A pesar de que el clima no resultó benévolo, pues el frío y la lluvia hicieron acto de presencia, la ilusión de los niños y la amplia presencia de padres otorgaron un calor especial a la convivencia deportiva. Equipos pertenecientes a otros centros escolares cordobeses, como Franciscanos o Maristas, entre otros, se sumaron a los actos de homenaje a la memoria del que fue durante muchos años coordinador de deportes del colegio.

Kiko Pastor, que falleció en septiembre de 2007, a los 57 años, fue durante más de dos décadas el coordinador de deportes de Salesianos, desde donde impulsó actividades como la Carrera de María Auxiliadora, y también ejerció la presidencia de Adesal, en el pabellón de La Fuensanta. En este recinto también se le recordó con un partido de fútbol sala entre el Bujalance y una selección sub 18.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios