Un histórico que necesita volver a la elite

  • Necesita ganar y esperar que pinchen Málaga y Sporting · Anoeta se llenará

La última jornada de Liga deja un trascendental Real Sociedad-Córdoba en el que la victoria sirve a los vascos para volver a Primera y a los andaluces para mantener la categoría. El equipo que ahora dirige Juan Manuel Lillo ha cuajado una temporada demasiado irregular, que lo ha llevado a no depender de sí mismo en la cita final. A pesar de contar con la mejor plantilla de la categoría, siempre ha estado al rebufo del trío de cabeza: Numancia, Málaga y Sporting, y sólo un final de campeonato espectacular lo conduce a mantener posibilidades de ascenso. La derrota frente al Alavés dejó tocado a una Real que puede recibir la puntilla del Córdoba en Anoeta.

sin balón

Quizás el punto débil del conjunto vasco sea su juego sin el esférico. Lleva a cabo una presión asfixiante, que se acentuará aún más por la necesidad de la victoria, con el objetivo de recuperar el balón con rapidez. La portería está más que segura con Riesgo. Los centrales Labaka y González siempre mantienen la posesión sin hacer concesiones a la delantera rival. Los laterales se incorporan con facilidad al ataque y pueden dejar espacios a sus espaldas, mientras que el centro del campo con Garitano, que será duda, Martí o Xabi Prieto cuenta con el cemento justo para destruir y la calidad necesaria para construir.

Con balón

La plantilla de la Real Sociedad está sobrada de clase en todas sus líneas, por lo que jugar mal o regular es casi un pecado. Muy rápidos en la circulación y en el toque del balón, sus jugadores de banda son rápidos a la hora de buscar la espalda de la defensa y encarar el área rival. Aramburu y Gari se complementan a la perfección con los laterales Gerardo o Garrido para crear superioridad numérica y llegar a la portería con facilidad. En el centro, el trío formado por Martí, Prieto o Nacho forman la piedra angular del ataque donostiarra, que desborda a base de paredes y que cuenta con pura dinamita en la punta. Delibasic y Díaz de Cerio están más que finos y con sus goles han llevado a los vascos ha contar con opciones de ascenso en el último partido.

lo mejor

La movilidad en ataque es excelente y les permite crear fáciles opciones de gol. Arriba cuentan con una enorme pegada.

lo peor

La ansiedad por el ascenso les puede pasar factura y jugar en su contra. Sus duelos ante Salamanca o Alavés refrendan la presión por su miedo a ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios