La garra y la fuerza de un luchador

  • El zaguero del Don Bosco disputó la fase previa del Campeonato de España con Andalucía, con la que pasó a la ronda final, mientras el Atlético Madrid tiene informes positivos para su posible incorporación

Precodidad. Sólo bajo ese concepto se puede comprender la carrera deportiva de Curro. Todo empezó en la guardería, con tan sólo cinco años. Entonces se fijaron en él para que engrosara las filas del Maristas, en categoría retacos de fútbol sala. Poco duró en las pistas de los polideportivos, ya que no tardó nada en pasar a los campos de albero defendiendo al equipo del Cervantes, completando una gran trayectoria desde prebenjamines hasta la última temporada de alevines. Con el conjunto colegial consiguió varios ascensos y fue una pieza fundamental, un hecho que llamó la atención del Don Bosco.

Hace tres temporadas que debutó con la elástica blanquiazul, en categoría infantil, aunque ha sido este año -el primero como cadete- cuando está teniendo sus mayores éxitos. La selección infantil ya contó con él para la disputa el año pasado del Campeonato de selecciones provinciales y esta campaña ha seguido entrando en los planes del seleccionador andaluz sub 16. No en vano, durante el parón navideño, participó con Andalucía en la fase previa del Campeonato de España, enfrentándose a Extremadura, Baleares y Canarias. Y, todo ello, siendo el único representante cordobés.

No queda todo ahí, porque a falta de dos jornadas, con su equipo, el Don Bosco tiene muy cerca el ascenso a la Andaluza Cadete. El Córdoba y el Atlético Séneca, sus más directos rivales, entran en la pelea distanciados por sólo un punto. La cosa está que arde y el título más caro que nunca. De todo puede pasar, pero Curro tiene claro que "estamos pendientes del goal average, pero con muchas ganas de lograr el ascenso".

Aunque el Don Bosco es un gran bloque, la defensa tiene su peso y Curro tiene un punto específico en ella. Y es que el zaguero colegial se define como "un central potente, disciplinado, que va bien por alto y mantiene a raya el juego limpio". Unas características que han valido para que el Atlético de Madrid, del que el Don Bosco es filial, emita unos informes favorables para su posible incorporación. No obstante, Curro quiere acabar la temporada y ya pensará después en qué hacer, porque tiene muchas novias. El Córdoba, el Séneca, el Betis e incluso el Sevilla están interesados en sus servicios. Curro se decanta por la entidad de Nervión por la cercanía a casa.

Además, sería dar un paso para que en el futuro pueda estar en un club grande como el Real Madrid, ya que su madridismo se dispara a pesar de que su padre sea del Barcelona. Ya hubo tiempo para las risas y aguar la fiesta a su progenitor con los retos conseguidos por los discípulos de Bernd Schuster durante este curso.

A ello, se une que Sergio Ramos es su ídolo "por la garra, la entrega y la fuerza" que pone el sevillano sobre el campo. ¿Quién sabe? Lo mismo muy pronto está a su altura. Para ello sólo le queda seguir trabajando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios