las palmas atlético | cÓRDOBA B

La estrategia da una alegría

  • Un tanto de Waldo Rubio de libre directo en la primera parte permite al filial blanquiverde sumar el primer triunfo del curso y alejarse del peligro

Soler y Mena frenan al avance de un delantero de Las Palmas Atlético. Soler y Mena frenan al avance de un delantero de Las Palmas Atlético.

Soler y Mena frenan al avance de un delantero de Las Palmas Atlético. / udlaspalmas

El Córdoba B se impuso a domicilio a Las Palmas Atlético, en un duelo muy trabajado por los blanquiverdes, que ven así estrenado su casillero de victorias en lo que va de temporada. El filial cordobesista cuajó un gran primer tiempo, en el que logró ventaja en el marcador, para luego gestionarla muy bien en el segundo tiempo.

Dos cambios introdujo Jorge Romero en su equipo inicial respecto al que la semana pasada cayó en casa ante el Granada B. El técnico cordobés optó por cubrir con Alberto García el lateral derecho, después de dejar fuera de la lista a Éric Ruiz. El otro fue la inclusión de Waldo Rubio por Sillero -citado por el primer equipo-, que desplazó a Sebas Moyano hasta la punta de ataque.

Desde el pitido inicial, el partido se planteó como una lucha constante por la posesión del balón, entre dos conjuntos con un perfil muy similar de juego y una idea muy marcada en base a tener el esférico en su poder. Por eso, el primer cuarto de hora se jugó a una gran intensidad, aunque las ocasiones brillaron por su ausencia. El trabajo se centró en la parcela ancha, con Las Palmas Atlético tratando de imponer su ritmo y el Córdoba B resistiéndose a ser dominado y sometido a defender.

Los canarios trataban de hacer daño al conjunto que entrena Jorge Romero con mucho juego combinativo por dentro y la movilidad de sus puntas. El filial blanquiverde, por su parte, tuvo en los costados sus mejores bazas, con David Moreno y Waldo Rubio muy activos desde el principio. Un centro de Moreno tras una buen triangulación del filial no fue alcanzado por Sebas Moyano de milagro en el área del conjunto canario, en la que fue la mejor ocasión de la primera media hora para los cordobesistas.

Con el paso de los minutos, el dominio alterno comenzó a caer un poco más del lado del Córdoba B, que encontró el justo premio a su esfuerzo en una jugada a balón parado. Waldo Rubio ejecutó con maestría una falta al borde del área de Josep. El disparo del ex jugador del Recreativo de Huelva tocó en el larguero y entró en la meta local sin que el arquero canario pudiera hacer nada para impedirlo. El gol llegó en el mejor momento posible para los de Romero, para irse al descanso con un refuerzo moral importante de cara a la segunda parte.

Tras el receso, el cuadro canario quiso meterse en el choque y salió con mucha fuerza, aunque el filial blanquiverde logró parar el ímpetu de salida de su rival. El técnico local apostó por un doble cambio y Éric Expósito revolucionó el frente de ataque con su movilidad. Suya fue la primera gran ocasión del segundo tiempo, con un disparo seco que se marchó desviado por muy poco de la meta defendida por Lavín. A partir de ahí, el filial de Las Palmas apretó algo más, aunque el B se mostró muy sólido defensivamente.

Los cambios dieron un poco de aire fresco al equipo de Jorge Romero, que en el tramo final ya apenas sufrió -más allá de lo apretado del marcador- para sumar el primer triunfo del curso y poner tierra de por medio con el descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios