A enterrar la incertidumbre

  • Queda una El conjunto lucentino necesita un triunfo ante el Marbella para sellar su permanencia en la categoría Retoques Montero pierde a Iglesias y Velasco

Dos oportunidades perdidas. Dos palos inmerecidos. Dos puntos de separación entre la satisfacción por el deber cumplido y la incertidumbre por conocer qué dictará el futuro. Todo eso persigue al Lucena desde que su asalto Los Cármenes le dejó la permanencia a tiro de piedra. Pero se escapó ante el Lorca en el tiempo de descuento y ante otro conjunto murciano, el Mazarrón, por un cúmulo de despropósitos. Por eso hoy, el duelo ante el Marbella, otro rival metido en agobios clasificatorios, es una final con mayúsculas. El conjunto aracelitano no quiere prolongar más la agonía de una temporada notable. Quiere cerrarla a lo grande, con un triunfo que selle definitivamente la salvación y permita empezar a pensar en tiempos venideros. El cuadro provenzal necesita una victoria. Y su afición también para quitarse el corsé de la inquietud y disfrutar de lo que resta de curso, el primero de su equipo en la elite del fútbol nacional. Seguro que no será el último.

Tras el ajetreado estreno de la Ciudad Deportiva, Antonio Montero ahora sí ha tenido tiempo suficiente para adaptar su filosofía de juego a las peculiares dimensiones del terreno de juego. El malagueño parece dispuesto a variar el 4-1-4-1 que tan buen resultado ha dado durante el campeonato. Los ensayos invitar a pensar en un esquema con tres centrales y dos carrileros de largo recorrido. Ahí, parece claro que Adriano -e incluso Guille- tiene ventaja sobre Luija para ocupar la zona derecha -la izquierda es propiedad exclusiva de un Dani Lanza que regresa al equipo tras cumplir con Competición-, sobre todo por la baja por sanción de Velasco. No será el único cambio forzoso, pues Sergio Iglesias también se verá obligado a presenciar el duelo desde la grada por acumulación de amarillas.

La nota positiva la pone el regreso de Diego Herrera. El argentino, tentado en las últimas fechas por el Granada 74, ya ha superado las molestias lumbares que le impidieron viajar la pasada semana a Mazarrón y será una vez más la referencia ofensiva. Junto a él, Cabello y Juanma Ortiz tratarán de hacer daño a una de las defensas más sólidas del campeonato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios