Deportes

Un derbi europeo y ancestral

  • Un Sevilla crecido tras sus dos últimas victorias visita a un Betis con el billete continental ya en el bolsillo

  • La llegada de Caparrós al banquillo franjirrojo, un soplo de aire fresco

La plantilla del Betis aplaude a los miles de aficionados que acudieron a apoyarla durante el entrenamiento efectuado ayer. La plantilla del Betis aplaude a los miles de aficionados que acudieron a apoyarla durante el entrenamiento efectuado ayer.

La plantilla del Betis aplaude a los miles de aficionados que acudieron a apoyarla durante el entrenamiento efectuado ayer. / josé ángel garcía

Betis y Sevilla dirimirán en el Benito Villamarín su segundo asalto liguero en un duelo en el que está en juego la rivalidad ancestral y las diferentes opciones de Liga Europa de ambos equipos, el sevillista para lograr una plaza y el bético para consolidar la quinta o sexta.

Los de Quique Setién vienen de perder la anterior jornada ante el Athletic y necesitan, además de llevarse el gato al agua por su afición, puntuar para evitar la fase previa europea; y se enfrentan a un equipo que, de la mano de Joaquín Caparrós, ha recuperado su autoestima con dos victorias consecutivas y se ha situado con posibilidades de lograr plaza europea.

Setién, quien se estrena en un derbi en el Villamarín, afronta la cita sabedor de la importancia de este partido para el eterno rival después de 3-5 de la primera vuelta en el Sánchez-Pizjuán, por lo que insuflará a los suyos el carbón necesario para mantener la intensidad durante los 90 minutos.

El cántabro no ha renunciado en toda la temporada a su idea de defender con el balón, aunque sí la ha matizado con una mayor consistencia defensiva a la que no han sido ajenas su defensa de cinco, con dos laterales de largo recorrido, en la que también ha sido clave la llegada de Marc Bartra.

Bartra, junto a Mandi y Jordi Amat, podrían conformar el eje defensivo del Betis ante el Sevilla junto a Barragán en el lateral derecho y Durmisi en el zurdo.

Una de las incógnitas que hubo durante toda la semana estaba en la portería y la despejó Setién al afirmar que la ocuparía el canterano Pedro. Fabián, Javi García y Guardado, que vuelve tras superar las dolencias musculares y en el peroné que lo dejaron fuera en San Mamés, son claves en la zona de creación de los béticos.

Arriba, diferentes opciones. De la combinación entre Joaquín, Boudebouz, Tello, Sergio León Loren y Sanabria, saldrá el resto del plantel verdiblanco.

Así, desde Nervión se traslada a Heliópolis un Sevilla que ha recuperado la alegría con Caparrós tras la depresión en la que se había instalado con Vincenzo Montella, lo que llegó a su culmen con la decepcionante goleada (5-0) ante el Barcelona en la final de la Copa del Rey. La mala racha en la Liga ha hecho peligrar la participación europea del equipo, pero los seis puntos de seis en los dos últimos partidos le devolvió la ilusión.

Para el derbi, Caparrós tiene a su disposición a toda la plantilla después de que Sarabia no jugara ante el Madrid por sanción y que el reconvertido lateral Jesús Navas no estuviera el miércoles ni tampoco ante la Real Sociedad por lesión. Jesús Navas se incorporó al trabajo este jueves.

Otro que no jugó ante el Madrid fue Banega, quien estaba apercibido de suspensión y descansó, por lo que ahora parece que el organizador del equipo volverá a un once en el que David Soria seguirá como portero.

Por lo demás, muchas incógnitas en cuanto al equipo titular que formará el técnico utrerano, con fijos como Lenglet o N'Zonzi y muchas posibilidades de variantes en la zona de creación y ofensiva. Ahí tienen opciones Roque Mesa, Franco Vázquez, Muriel, Ben Yedder o Sandro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios