Córdoba cf

"Están creciendo"

  • José González sabe que "el margen de error que tenemos es escaso" · El técnico subraya la incidencia del "ánimo" en "un partido en el que podemos sacar tajada"

Comentarios 4

José González no mira atrás. Superado ya el mal trago ante el Eibar (0-1), del que los jugadores han tomado buena nota, el entrenador del Córdoba prepara con celo la visita del sábado al Polideportivo Ejido, colista de la Liga BBVA. Será el primero de los nueve partidos de aquí a final de temporada, en los que el equipo debe demostrar que tiene argumentos y agallas para eludir el descenso. José cree que sí.

El domingo, horas después de patinar frente al Eibar, la plantilla se reunió delante de la pantalla para repasar las claves de un encuentro frustrante. "Tenemos que centrarnos en el Poli; pensar en lo anterior no nos lleva a nada bueno", señaló el técnico. No obstante, "lo más positivo es que hemos sacado muchas conclusiones".

González insistió ayer en su primera versión, la del sábado: "El equipo hizo cosas bien, y lamentablemente el único error defensivo significó un gol. Saben lo que hicieron mal en ataque, y creo que están creciendo". "No creo que sea reflejo fiel del equipo desde que lo he cogido. El equipo defendió bien y le crearon pocas ocasiones", insistió, sabedor de que "nadie en el campo podía pensar que jamás el Eibar nos iba a hacer un gol. Pero ocurrió, y hay que aceptarlo. No podemos estar pensando siempre en la mala suerte y lamentándonos de eso, porque nos vamos a crear una psicosis. Tenemos que trabajar más para que el porcentaje de suerte sea mejor".

Las cosas son como son y él asume "la preocupación lógica por la situación que se viene viviendo desde hace muchas jornadas, y porque las jornadas van pasando y las diferencias con los de abajo se están reduciendo. Pero tengo optimismo: tengo que creer en mi trabajo y en el de los jugadores y transmitir confianza a la gente que me rodea y a mis futbolistas". En ese sentido, alegó que "no me gustaría que cuando la pizarra de un rival viniera a Córdoba, trabajase la ansiedad del Córdoba. Creo que el Eibar pudo trabajarla".

Las piernas pesan más de lo normal a estas alturas del curso. La situación del farolillo rojo es especialmente crítica, pues "para ellos sí es el todo por el todo. Nosotros debemos tener muy claro que no es el todo por el todo, pero ya estamos aproximándonos al abismo, a una situación que sí sería dramática". La derrota contra el Eibar no entraba en sus planes, "pero no por ello el equipo va a perder la cabeza".

"El margen de error que tenemos es escaso para que sigamos equivocándonos", advirtió el entrenador cordobesista, cuyo conjunto "puede cambiar por las características del rival". A su juicio, el Poli Ejido "es un equipo con unas características muy marcadas, que mentalmente puede estar tocado".

Aunque cada cita es un mundo, prevé "un partido de intensidad más que de fútbol" ante un equipo que "le mete casta, carácter y mucha agresividad". Profundo conocedor de la categoría, desmenuzó al cuadro almeriense con un comentario que podría haber firmado su antecesor en el cargo, Paco Jémez: "De inicio busca al punta en el saque de meta, y a partir de ahí la segunda jugada. Tienen buenos lanzadores y buenos rematadores. Son pequeños detalles que al final te pueden marcar un partido". Los "pequeños detalles" (Paco dixit) y el Córdoba no se llevan bien.

José no regala nada y prefiere que el adversario "anímicamente vaya mal", aunque "lo que puede pensar el Poli me tiene que dar igual. Tengo que pensar en lo que nos jugamos nosotros, y es un partido en el que podemos sacar tajada". Sin duda, el fin justifica los medios, porque "al final son los resultados los que dan credibilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios