Fútbol l Segunda División

El cordobés errante busca nuevo destino

  • Curro Vacas, de 28 años, se siente "con mucho que decir" en el fútbol · El mediocentro jugó la última Liga en el Poli Ejido

Comentarios 3

No llegó nunca a debutar con el primer equipo del Córdoba. Ésa es una de las grandes espinas que tiene clavadas Curro Vacas (Córdoba, 1979), uno de tantos futbolistas que después de formarse en la cantera local tuvo que buscar su porvenir lejos de casa. Discrepancias a la hora de concretar la renovación, cuando militaba en el filial, provocaron su salida de la entidad blanquiverde, que en aquellos años tenía en Rafael Ruiz Coco a su hombre fuerte en la parcela deportiva. En aquel turbio affaire también se vio envuelto Andrés Armada, quien sí había vestido la camiseta del titular blanquiverde, aunque de igual modo se vio forzado a hacer las maletas. Más de uno se ha acordado en ciertos momentos de Curro Vacas, sobre todo cuando jugando en el Racing de Ferrol anotó en El Arcángel el tanto que prácticamente metió en la UVI a un Córdoba que acabó descendiendo a Segunda División B en la campaña 04-05. La vaselina del cordobés fue el 0-2 que multiplicó la agonía cordobesista.

Curro firmó posteriormente con el Polideportivo Ejido, conjunto en el que ha permanecido durante tres temporadas. La última no ha sido demasiado buena para él a nivel colectivo, pues los de Santo Domingo acabaron descendiendo de categoría. "Ha sido el peor año de mi vida a nivel deportivo. Es el primer descenso de mi carrera", dice. Por contra, el centrocampista cordobés sí se siente satisfecho "dentro de lo malo, aunque al final no he jugado los últimos seis partidos por una cláusula que decía la que si jugaba veinticinco encuentros de titular tenía una cantidad económica. No me puedo quejar. He jugado 26 partidos y 24 de ellos de titular".

Sin convocar por su equipo, vivió la última tarde liguera de esta temporada con la radio pegada al oído. El Real Sociedad-Córdoba fue su partido de cabecera. También, por supuesto, el angustioso final del Hércules-Cádiz, con la pena máxima en el último suspiro que pudo salvar a los amarillos de haber entrado en el marco de Sanzol. Y, como cordobés, confiesa que "un poco más y me da algo. ¡Qué sufrimiento! La verdad es que cuando pitaron el penalti a favor del Cádiz pensé en la mala suerte que esta temporada tuvo el Córdoba". "Bajar por un penalti en el último minuto, con lo mal que lo han pasado este año, no hubiera sido justo", admite.

El centrocampista cordobés se encuentra en estos momentos de vacaciones, esperando a ver qué rumbo toma su vida deportiva. Ofertas no le faltan. Equipos como el Xerez, el Girona, el Alicante, el Hércules o el Salamanca han llamado a su puerta. Con todo, Curro Vacas se muestra categórico a la hora de afirmar que si le llamaran del Córdoba "no lo dudaría. Ni yo, ni muchos jugadores. Creo que es un gran club. Aunque yo salí de allí joven y sin debutar, quizás fui uno de los pocos canteranos que en aquella época no tuvo minutos con el primer equipo".

"Sería muy bonito para Córdoba el que jugadores cordobeses pudieran formar parte de la plantilla blanquiverde", confiesa el mediocentro, quien asegura que eso "sería darle personalidad al equipo, aunque ya sabemos que es difícil". Vacas, sin embargo, admite que la posibilidad de regresar ahora a su antigua casa es muy remota y que, tal y como está el mercado, pocos futbolistas pueden escoger su destino.

Curro Vacas ha sido un producto de la factoría de Pepe Murcia, que le supo sacar todo el partido durante la etapa del mediocampista en el filial blanquiverde. "Fueron unas temporadas magníficas", recuerda. Ahora, Murcia ha fichado en el Celta. ¿Podría recuperarle? "Ojalá -dice entre risas-, pero que eso se produzca es muy difícil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios