A la calle el campeón

  • El Barcelona, gracias a una defensa de hierro, deja fuera de combate al Ciudad Real, ganador los cinco últimos años · Los manchegos nunca estuvieron por delante

El Barcelona derrotó por 26-23 al Ciudad Real, vigente campeón, en el primer encuentro de las semifinales de la Copa Asobal, después de un choque muy igualado que se desniveló gracias a la buena defensa del equipo catalán sobre la primera línea manchega.

Con esta derrota, el Ciudad Real queda fuera de la final después de vencer el torneo en los últimos cinco años, mientras que el equipo barcelonés retorna a una final después de un lustro de ausencia. Hoy en la final (18:00) buscará ganar un título que no logra desde la temporada 2001-2002.

Los anfitriones, que no pudieron contar con el central internacional Iker Romero, recordaron su precipitación en el choque liguero de hace dos semanas, en el que el equipo de Talant Dujshebaev se impuso en el Palau (26-29). Con el tunecino Oualid Ben Amor como director de juego del equipo de Cadenas, el ritmo fue muy parecido en ambos bandos, con ataques largos y pocos contragolpes. El Ciudad Real no pudo ponerse nunca por delante en el marcador y la baja del extremo sueco Jonas Kallman a los 12 minutos de partido desequilibró algo su primera línea.

La contienda empezó a tomar color azulgrana en los dos últimos minutos de la primera mitad merced a las rápidas acciones del extremo Ugalde, relevo de Juanín García. Tres goles del joven catalán daban al Barcelona un parcial de 3-0. Se pasó del empate a 9 a un claro 12-9 (m.28), lo que obligó a Dujshebaev a pedir tiempo, aunque no lograría recortar el margen al descanso (13-10).

A partir de ahí, el Barcelona controló el ritmo del encuentro y la defensa sobre el ex barcelonista Jerome Fernández fue muy férrea, al igual que una gran mixta de Ugalde sobre Luc Abalo.

El equipo de Cadenas se fue arriba al inicio de la segunda mitad (16-12, m.34) tras un gran tanto de Nagy. La defensa catalana paraba bien a los lanzadores rivales y sólo Jerome y Steffansson creaban peligro desde los laterales, aunque no lograron rebajar nunca la diferencia a menos de dos goles. Además, Mikkel Hansen aguantó a su equipo para apuntarse el triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios