Un brillante Gasol se venga de Boston

  • El español firmó un espectacular último cuarto que permite a su equipo vencer al actual campeón 92 a 83

Un espectacular final de Pau Gasol, junto al acierto de Kobe Bryant llevó a Los Angeles Lakers a tomarse su particular venganza de la final de la temporada pasada ante los Celtics de Boston (92-83), que se estaban mostrando intratables en este tramo de temporada.

Y es que el de Sant Boi desplegó su mejor juego en los últimos minutos de este partido, que el calendario caprichoso dispuso que fuera en el día de Navidad, y no hubo mejor regalo que ver a los dos mejores equipos de la NBA, finalistas del año pasado, frente a frente y exhibiendo su mejor juego en un poblado Staples Center.

Los Celtics llegaban a la cancha angelina con un balance de 19 partidos consecutivos ganados, que les hacía intratables, pero los Lakers, que rompieron su racha negativa ante Memphis, querían tomarse su venganza tras caer en el sexto partido de la final del año pasado en el mes de junio.

En un partido vibrante, ambos conjuntos desplegaron su mejor juego donde la intensidad defensiva de los angelinos mejoró y resultó determinante para romper la espectacular racha de los visitantes. El encuentro fue igualado todo el tiempo y nunca las diferencias fueron más allá de los diez puntos.

Los Lakers estuvieron más tiempo por delante, sobre todo en el segundo cuarto, que dominaron pese a empezar perdiendo. Podrían haberse ido al descanso con más diferencia, pero la igualdad volvió justo antes para dejarlo en seis a favor de los locales.

Los Celtics, con Garnett, que ganaba su duelo al de Sant Boi, y Pierce con más de 20 puntos en su casillero, dominaron tras el descanso, empataron y querían tomar la iniciativa, pero los visitantes aguantaron y siguieron mandando en el marcador.

Con un último cuarto igualado surgió la figura de Pau Gasol, que demostró su calidad anotando siete de los 20 puntos en los últimos tres minutos, desnivelando la igualdad y decantando el encuentro a favor de los Lakers. Y es que el de Sant Boi no cuajó una buena primera parte, yéndose al vestuario en el descanso decepcionado por su actuación y tras verse superado por sus rivales, sobre todo por Garnett.

Sin embargo, enmendó sus fallos cuando más le necesitaba su equipo. Kobe Bryant estaba muy vigilado, lo que aprovechó Pau para tomar el protagonismo del encuentro, y no sólo anotar, sino que puso un gran tapón en una acción que completó Ariza con espectacular mate.

Sus 7 puntos en el tramo final desequilibraron la balanza a favor de los angelinos, además de completar sus estadísticas con 5 asistencias, 3 tapones y 3 rebotes, que valieron para que Lakers se tomara su particular venganza de lo ocurrido hace unos meses y de reafirmar a los del Staples como candidatos al título, tras mejorar su defensa y romper la espectacular racha lograda por el equipo del 'Big-Three'.

Los Angeles Lakers: Fisher (6), Bryant (27), Bynum (9), Walton (8) y Gasol (20) -quinteto inicial- Ariza (2), Odom (10), Radmanovic (-) y Vujacic (10).

Boston Celtics: Rondo (6), R.Allen (14), Perkins (8), Garnett (22) y Pierce (20) -quinteto inicial- T.Allen (6), Davis (4), House (2), Powe (1) y Scalabrine (-).

Parciales: 23-24, 28-21, 20-22 y 21-16.

Árbitros: Steve Javie, Bill Kennedy y Derek Richardson. Sin eliminados.

Pabellón: Staples Center. 18.997 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios