córdoba cf

Dos amigos que regresan a la par

  • Cristian Álvarez y Acciari volverán a sus respectivos equipos tras cumplir sanción · Ambos futbolistas fueron presentados por el Córdoba el mismo día y son amigos desde el año pasado

Comentarios 1

Uno es de San Miguel. Al otro le sale el deje lunfardo cada vez que acude a las ruedas de prensa. Uno es centrocampista fajador. El otro aporta a su carácter una diestra exquisita. El primero es pieza clave en el doble pivote - "defensivo", como ironizó José González ayer- del Elche junto a Usero. El segundo es el máximo asistente (cuatro goles ha dado ya) del Córdoba.

Son José Luis Acciari y Cristian Álvarez. Los dos argentinos coincidieron en el Córdoba la pasada temporada. Y se hicieron amigos desde el mismo día en el que llegaron. A la vez, porque ambos fueron presentados el 23 de julio del año pasado.

Durante la pasada temporada compartieron lo bueno y lo malo de este club. Cristian fue empleado en 31 partidos y metió cuatro goles, José Luis actuó en 26 y anotó, casi sin darse cuenta, el agónico tanto que dio vida al Córdoba en el choque ante el Albacete.

Álvarez, con contrato, se quedó en El Arcángel tras la milagrosa salvación de Anoeta. Acciari, a pesar de expresar públicamente sus ganas de seguir de blanco y verde, cambió las rayas verticales por una única franja. Se fue a tierras levantinas pesar de ser muy querido por la afición. El centrocampista se marchó al Elche por la llamada de David Vidal (ya cesado), con el que gozó del fútbol en Murcia.

Por todo lo dicho, por todo lo vivido en la ciudad cordobesa y por la multitud de conocidos que aún le quedan por aquí, Acciari reconoce que "es un partido especial porque en Córdoba estuve muy a gusto y fui feliz. Me dieron la oportunidad de recuperarme al cien por cien después de la grave lesión de ligamento cruzado en sufrí en el Murcia".

Así que José Luis no tiene sino bonitas palabras para su ex equipo: "Estoy muy agradecido a ese club y a su afición".

Se da la circunstancia de que Acciari y Cristian Álvarez volverán a estar a disposición de sus respectivos técnicos después de perderse el último duelo por acumulación de tarjetas.

Al primero le dolió "no jugar ese encuentro, porque encima era el día de mi cumpleaños". El segundo llegó a insinuar que los colegiados le tenían manía después de la amarilla que vio ante el Albacete. Pura raza ambos.

Uno de los grandes peligros del choque para ambos técnicos será que uno y otro cuentan con espías que conocen el pasado reciente del otro club (José Vega para el Córdoba y Acciari para el Elche). El argentino reconoció ayer saber que los de José "vienen con muchas bajas, sobre todo las de tres de futbolistas que juegan en el centro del campo".

Además, Acciari ya ha tenido la oportunidad de soplarle a Claudio algunos detalles del juego de su próximo rival, porque "cuando nos enfrentamos a un equipo en el que alguien de la plantilla ha jugado recientemente, el entrenador siempre pregunta". Y es mala cosa, porque José Luis asegura conocer "prácticamente todo" del Córdoba, ya que "no ha cambiado mucho la plantilla respecto a la temporada pasada. El entrenador sigue siendo el mismo. Empezaron bien, pero están en una línea descendente".

Cristian Álvarez, por su parte, no ha perdido de vista a Acciari desde Córdoba. Hablan a menudo y conoce perfectamente que volverá con las mismas ganas que tiene él. Pero no con más, que para eso son argentinos y deben competir en orgullo. Son amigos, regresan al mismo tiempo y se verán las caras en la misma parcela. Coinciden en todo. Y más en una cuestión fundamental: Ambos se conocen tan bien que no saben que no se reconocerán sobre el terreno de juego. Serán enemigos por una tarde en Elche.

"Ahora nos vamos a enfrentar a mi ex equipo y lo haré a tope porque voy a defender a muerte la camiseta del Elche". Eso dijo José Luis, Cristian le replicó: "En la cancha nos vamos a dejar la piel en cada jugada uno y otro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios