balonmano copa del rey

El Ximénez da la gran sorpresa

  • Los pontanenses tumban al Granollers y acceder a las semifinales en su primera vez en la fase final del torneo copero

  • Esta tarde (19:00) espera el Barça, en la pugna por la final

Rudovic se levanta sobre la defensa del Granollers en el partido de ayer en el Madrid Arena. Rudovic se levanta sobre la defensa del Granollers en el partido de ayer en el Madrid Arena.

Rudovic se levanta sobre la defensa del Granollers en el partido de ayer en el Madrid Arena. / rafa peralta

La gran sorpresa de la Copa del Rey de balonmano lleva el nombre de Puente Genil. El Ángel Ximénez-Avia superó ayer de forma agónica al Fraikin Granollers en el encuentro de cuartos de final de la competición copera disputado en el Madrid Arena y consiguió su pase a las semifinales, donde hoy los de Julián Ruiz medirán fuerzas ante el todopoderoso Barcelona, que ayer sufrió más de lo esperado para derrotar al Atlético Valladolid.

Con la moral por las nubes tras haber roto la histórica racha de cinco años de victorias del Barça, el conjunto vallesano no era un rival nada apetecible para cruzarse en el camino de los pontanenses y así lo demostró en la pista, poniendo en dificultades a un Ángel Ximénez-Avia que no solo no acusó la falta de rotaciones sino que puso en aprietos a los de Antonio Rama hasta acabar rematando la faena desde los lanzamientos de penalti, tras aguantar de manera estoica durante la prórroga, en la que incluso pudo decantar el duelo de su lado.

De inicio, el partido mantuvo el equilibrio que habitualmente preside los duelos entre los dos equipos, un intercambio de golpes que se mantuvo gracias al acierto de los lanzadores exteriores. No obstante, las imprecisiones en el ataque pontanés dieron al Granollers una ventaja de tres goles, una renta que los pontanos fueron capaces de revertir ajustando mejor la defensa y encomendándose a la gran actuación de Álvaro de Hita, que sostuvo a su equipo en los momentos más complicados con un buen ramillete de intervenciones. Pese a todo, en los últimos instantes, el conjunto vallesano mejoró atrás y eso le permitió irse al descanso con una mínima ventaja (13-11).

En la segunda parte, las cosas se mantuvieron por los mismos derroteros de igualdad máxima. El Granollers fue capaz de conservar la diferencia durante los primeros instantes, pero el Ángel Ximénez se rehizo atrás y logró limar la desventaja llegando incluso a empatar gracias a las excelentes intervenciones de Jorge Oliva. El 16-16 abría un nuevo escenario de partido y en esas el Ángel Ximénez tomó la delantera en el marcador para poner un esperanzador 19-20. En el momento clave, Rudovic y Figueras dieron oxígeno a los suyos aunque la emoción llegó al final con sendos goles de David Jiménez y uno de Cabanas de penalti para poner el definitivo 22-22 a falta de 15 segundos para el final, llevando de esta forma el partido a la prórroga.

El Ximénez estaba crecido y ya en el tiempo añadido el nombre propio fue el del pivote Figueras, que anotó prácticamente todo lo que le llegó, aunque el cuadro que entrena Julián Ruiz dio la réplica nivelando el encuentro. Nacho Moya puso el 26-27 a falta de dos minutos para el final, pero de nuevo Figueras empató sobre la bocina para llevar el choque a la ruleta de los lanzamientos desde el punto de penalti.

Desde los siete metros, los de Puente Genil no fallaron, Tarrafeta envió a la madera su cuarto penalti y David Jiménez acertó en el último de los pontanensespara cobrarse una deuda con Almeida, meter a su equipo en semifinales y dar una tremenda alegría a los seguidores que se desplazaron desde Puente Genil y que hoy podrán seguir disfrutando de la que ya será a buen seguro una inolvidable Copa del Rey para el club pontanés.

Esta tarde, a partir de las 19:00, el Ángel Ximénez-Avia se medirá al Barcelona en la segunda semifinales del torneo copero, con claro favoritismo para los azulgrana, a pesar de que ayer sufrieron más de lo esperado para derrotar al Atlético Valladolid, que terminó sucumbiendo ante el podería culé (34-30). Antes, a las cinco, el Logroño La Rioja y el Ademar de León buscarán el primer billete para la final del domingo. Los pronósticos están en contra de los de Julián Ruiz, pero es tiempo de soñar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios