córdoba cf

Los Villares marca el punto de partida

  • Esaú Sánchez ve al grupo "con ganas y la intención de trabajar duro" · Ayer hubo doble sesión y hoy toca descanso · Endika, con molestias; Katxorro, recuperado

Comentarios 1

Cuando uno es jugador del Córdoba debe tener claro un asunto: las vacaciones, ya sean navideñas o estivales, son el preludio de una visita a Los Villares. Es una tradición, una especie de martirio que todos acatan como buenos profesionales. Ayer, en el segundo día de trabajo después de una semana de reposo, tocó doble sesión: series de carrera continua y velocidad por el parque periurbano por la mañana y ejercicios con balón en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez por la tarde. Hoy habrá jornada de descanso, y a partir de mañana nadie podrá permitirse el lujo de dejar de pensar en el partido del domingo ante la Real Sociedad. Hay mucho, demasiado, en juego.

La plantilla se desplazó a Los Villares a eso de las 10:00 con algunas bajas: los argentinos Cristian Álvarez y Gastón Casas, con permiso para alargar sus vacaciones un par de días más que el resto; los lesionados Carpintero -le queda en torno a un mes de rehabilitación- y Raúl Navas, muy mejorado de su esguince de rodilla aunque descartado para recibir a la Real por su expulsión en Valencia, y Endika, liberado de afrontar el aspecto más ingrato de la planificación porque el domingo acusó unas molestias en el gemelo. No obstante, su concurso en la cita del domingo se da por descontado. El otro vasco del plantel, Katxorro, también estará a disposición de Luna Eslava tras recuperarse de la lesión muscular sufrida en Salamanca, hace exactamente un mes.

El encargado de que los futbolistas estén en las mejores condiciones posibles es Esaú Sánchez, quien se ha encontrado "lo típico en estas primeras sesiones cuando se vuelve de las vacaciones: los jugadores han vuelto al trabajo con muchas ganas, ilusión y la intención de trabajar duro para sacar esto adelante". El preparador físico cordobesista destacó que los miembros del cuerpo técnico "estamos muy contentos, porque han respetado todas las directrices que se les han marcado". Cada futbolista se llevó un plan específico para vigilar el peso, con moderación en las comidas y la recomendación de hacer ejercicio para no perder la forma.

Esaú explicó que estos días "varía el ciclo de trabajo, aunque la dinámica de trabajo no va a ser muy diferente. Varían los contenidos, pero no la dinámica de las sesiones". Y puntualizó que "el miércoles comenzaremos a preparar el partido con las máximas garantías y con entrenamientos de calidad, para que el domingo no haya problemas. Para eso se han hecho las tres sesiones de domingo y lunes, y el que este martes se descanse es para que la gente recupere el nivel de actividad, tanto cardiaco como muscular".

Tras el día libre de hoy, Esaú y Luna Eslava meterán una marcha más. Mañana, último día de 2008, habrá sesión matinal a partir de las 10:00 en El Arcángel; pasado, primer día de 2009, el trabajo será vespertino (17:30) y se desarrollará en la Ciudad Deportiva. Aún quedarán los entrenamientos matinales del viernes y el sábado -alguno será a puerta cerrada- antes de cruzarse con la Real Sociedad en el primer compromiso del resto de la temporada; el inicio de algo nuevo y esperanzador o la ratificación de que hay cosas que no cambian, ni siquiera después de las campanadas. La voluntad y los buenos deseos están ahí, partiendo del recurrente oxígeno de la Sierra y de ese hábitat natural que es el césped, con sus porterías, la competencia y todo lo que ello conlleva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios